La portavoz de Ciudadanos en las Cortes Valencianas, Mari Carmen Sánchez, ha afirmado este miércoles que, tras la confesión del cabecilla de Gürtel, Francisco Correa, de que recibió pagos en “b” del PPCV, este partido “debería pedir disculpas uno por uno a todos los valencianos”.

El PP “no tiene tiempo suficiente de pedir perdón por la pésima imagen que se ha dado de la Comunidad Valenciana durante los últimos veinte años”, ha indicado la portavoz de Ciudadanos en un comunicado. Además, ha considerado que, “más allá de buscar estrategias electoralistas y de arañar escaños en las encuestas, el PP, si tuviera decencia, debería hacer un profundo ejercicio de autocrítica y apostar por una verdadera regeneración democrática en el seno del partido”.

Sánchez ha recomendado a los populares que sus esfuerzos “deberían volcarse más en solucionar sus problemas en los tribunales y no en atacar a quienes, como Ciudadanos, realizan una labor de oposición útil”.

En el PP en la Comunidad Valenciana “se nota el nerviosismo”, ha aseverado Sánchez, quien ha añadido: “Estaban muy cómodos pensando que eran la única alternativa frente al actual Consell, y ahora se está demostrando quiénes trabajamos de manera productiva y defendemos los intereses de los valencianos”.