El presidente del Gobierno y líder del PP, Mariano Rajoy, se plantea convocar una gran Convención Nacional para salir del marasmo en el que se encuentra su partido tras las elecciones catalanas del 21-D. Esta es una de las opciones con más posibilidades tras las exigencias, nunca públicas, de buena parte de sus dirigentes territoriales y provinciales para “reaccionar” y “llevar la iniciativa” antes de que la formación que les disputa base electoral, Ciudadanos, siga creciendo más tanto a su izquierda como a su derecha.

Se trataría de una cita para relanzar el mensaje, dar protagonismo a los “barones” del partido y arrancar la campaña electoral de las elecciones locales, autonómicas y, no olvidemos, europeas, que tocan el cuarto domingo de mayo de 2019. Además, antes se celebrarán autonómicas andaluzas, bien en marzo de 2019, si Susana Díaz  completa la legislatura, o a lo largo de este 2018 que es la previsión con la que trabaja el líder de los populares de Andalucía, Juan Manuel Moreno.

Se trataría de relanzar el mensaje, dar protagonismo a los “barones” y arrancar la campaña de 2019

Desde Génova señalan los plazos a los que hace frente Rajoy. “El jefe lo tiene que decidir antes del lunes. Ya es cosa de él”, dicen en alusión a la convocatoria, ese día, de una reunión de la Junta Directiva Nacional, el mayor órgano del PP entre congresos, que reúne a más de 300 personas. La idea está lanzada y la propuesta hecha, aunque será Rajoy el que tome la resolución definitiva, en muy buena medida, mediatizada, como viene siendo habitual en el último año, por lo que ocurra en Cataluña. Marzo suele ser el mes favorito de los populares para una convención nacional, dado que no sería la primera, pero depende del calendario catalán que, para entonces, puede seguir inmerso en el proceso de formación del gobierno de la Generalitat.

Génova apuesta por una convención “potente” y un discurso que aclare y actualice “dónde estamos y qué nos ha pasado”. La idea inicial pasa por diseñar una cita muy coral en la que se visualice un partido en buen estado de forma, que salga de su ensimismamiento.

“Hay cuestiones de estrategia, de mensaje, de ver cómo tratamos a Ciudadanos”, dice una dirigente territorial

Una destacada dirigente territorial admite que “todo el mundo mira hacia la Junta Directiva Nacional” y que, al margen del proceso de proclamación de candidatos, que puede comenzar a acelerarse a partir del próximo lunes, “hay cuestiones de estrategia, de mensajes, de ver cómo debemos tratar a Ciudadanos…”.

En todo caso, la intención de las baronías es entrar en “una precampaña larguísima en todas partes”, aunque las grandes incógnitas sobre algunas candidaturas dificultan diseñar una táctica para intentar no sólo recuperar cuotas de poder sino, sobre todo, no perderlas. Ojo. También es cierto que el crecimiento de Ciudadanos puede abrir puertas a nuevos gobiernos de coalición con el PP si ese crecimiento no es solo a costa de los populares, que puede ser, por ejemplo, el escenario andaluz.

Tampoco faltan pesimistas que opinan que Rajoy “no va a hacer nada ni a decir nada” en la JDN

Tampoco faltan pesimistas que opinan que Rajoy “no va a hacer nada ni a decir nada” en la Junta Directiva Nacional del lunes que sirva de punto de inflexión. Lo más arriesgado que hizo como respuesta a una situación de deterioro interno derivado del mal resultado de las últimas locales y autonómicas en 2015 fue abrir las puertas del partido a una pléyade de nuevos dirigentes que ocuparon las vicesecretarías del PP. El primero en aterrizar fue el actual portavoz, Pablo Casado, al que siguieron el “número tres” del PP, Fernando Martínez Maillo, además de Andrea Levy y Javier Maroto, todos ellos confirmados en sus cargos en el último congreso popular.

De tocar el Gobierno, con miembros del mismo que dan claras muestras de “desgaste de los materiales”, ni se habla. Es una opción que nadie contempla que Rajoy se pueda estar ni planteando, aunque la crisis de la AP-6 en la operación retorno de las vacaciones navideñas ha dejado a más de un dirigente popular con las ganas de ver caer al responsable de la DGT, Gregorio Serrano.

Crece el enfado con el responsable de la DGT

Le acusan no sólo de haber gestionado “mal” la crisis, sino incluso de empeorar la situación con aquel ya famoso tuit en el que decía que en Sevilla había líneas telefónicas e internet para justificar su ausencia del despacho oficial en Madrid mientras miles de vehículos permanecían atrapados por el temporal en mitad de la autopista del noroeste. “Ha faltado coordinación, humildad y empatía”, le reprochan. En definitiva, una crisis que les llega en el peor de los momentos, cuando más débiles se sienten.

En puridad, la celebración anual de una convención nacional viene obligada por los estatutos nacionales del PP salvo los años que hay congreso. El artículo 38 de dichos estatutos establece su naturaleza consultiva, destinada a evaluar cada año las políticas del partido y debatir resoluciones que proponga el Comité Ejecutivo o la Junta Directiva. Además “podrá ofrecer orientaciones y sugerencias”.

Está compuesta por los miembros de la Junta Directiva Nacional, parlamentarios autonómicos, miembros de los Consejos de Gobierno de las Comunidades Autónomas; los presidentes o, en su caso, los portavoces de las Diputaciones Provinciales, Cabildos o Consejos Insulares; los alcaldes o, en su caso, los portavoces de Municipios de más de 15.000 habitantes. Asimismo aquellos militantes que, en número determinado por el Comité Ejecutivo Nacional, designen las respectivas Juntas Directivas Regionales, Provinciales o Insulares de acuerdo con lo que reglamentariamente establezca la Junta Directiva Nacional, además de los secretarios autonómicos y los presidentes provinciales de Nuevas Generaciones.