El Juzgado de Instrucción 2 de Vilagarcía de Arousa acogerá este martes una vista de cuestiones previas por la demanda del narcotraficante Laureano Oubiña contra la presidenta de la asociación Érguete, Carmen Avendaño, por presunta vulneración de su derecho al honor.

Oubiña demandó a Avendaño, una de las conocidas como madres coraje gallegas, por unas declaraciones en las que afirmaba que el narco arousano había traficado con otras drogas aparte de hachís. Las tres condenas que le han impuesto a Oubiña han sido por el tráfico de esta sustancia estupefaciente y por blanqueo de capitales, informa Efe.

En su escrito de acusación, la defensa de Oubiña, que reclama una indemnización de 150.000 euros, considera que esta afirmación es «infame, perversa y maligna». En su escrito de acusación, argumenta que las condenas que ha recibido «son muy diferentes» a las sentencias por condenas por tráfico de estupefacientes «que sí causan grave daño a la salud».

Avendaño ha confirmado que acudirá mañana a la vista previa, que se aplazó el pasado diciembre al estar la juez de baja médica. Cree que no se trata realmente de una cuestión de honor sino de un ajuste de cuentas contra una de las personas que más activamente contribuyó a que se desatara la Operación Nécora en junio de 1990, segun informa El Correo Gallego. En aquella época, Avendaño lideraba el colectivo de Madres contra la Droga y encabezó una manifestación a las puertas del pazo Baión, propiedad entonces de Oubiña.