Agentes de la Guardia Civil han registrado a lo largo de la mañana de este miércoles las dependencias de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), de Òmnium y del Centro de Telecomunicaciones de la Generalitat por orden del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, según ha podido confirmar El Independiente. Los registros se están llevando a cabo cuando se cumplen 100 días desde que la Audiencia Nacional decretó prisión incondicional para los líderes de ANC y Òmnium, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, y tienen por objeto recabar documentación de ambos dirigentes, según han explicado fuentes de las entidades.

En la sede de ANC, el registro se ha centrado en el despacho de Jordi Sánchez, ex líder de la ANC, encarcelado en Soto del Real por orden de la Audiencia Nacional. Entre dos y cinco agentes de la policía judicial de la Guardia Civil se han personado a primera hora de la mañana en la sede de la entidad en la calle Marina de Barcelona para recabar nueva documentación en el despacho de presidencia -es decir, el de Sánchez- y en su correo electrónico.

Otros seis agentes de paisano de la Guardia Civil se han personado a las nueve de la mañana en la sede de Òmnium Cultural, también con la orden de revisar los correos de su presidente, Jordi Cuixart, a petición del juez del Supremo, Pablo Llarena. No se ha tratado de un registro a la entidad, según fuentes de Òmnium, sino que se ha solicitado el volcado del correo electrónico de Cuixart entre mediados de abril de 2016 y finales de octubre de 2017. La abogada de Òmnium, Marina Roig, ha asistido desde primera hora al registro en la sede de la entidad, del mismo modo que el abogado de Jordi Sánchez, Jordi Pina, en la sede de la ANC.

Pina ha explicado este miércoles que su cliente aconsejó a Carles Puigdemont no declarar la independencia en el Parlament el pasado 27 de octubre. «Lo hizo a título personal, no como presidente de la ANC», ha asegurado Pina, quien también ha explicado que Sánchez puso como condición para incorporarse a la candidatura de JxCat que no se incluyera la declaración unilateral de independencia en su programa.

El abogado habría esgrimido estos argumentos ante el magistrado Llarena para solicitar la modificación de las medidas cautelares impuestas a su cliente para que éste pueda salir de prisión con fianza. Sin embargo, este martes se conoció la noticia de que la Fiscalía ha pedido mantener en prisión al ex conseller de Interior Joaquim Forn y al líder independentista Jordi Sànchez, ambos diputados del Parlament de Cataluña, en un informe que ha presentado este martes al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que deberá ahora decidir sobre la petición de excarcelación de ambos.

El ex conseller Forn, encarcelado en Estremera desde el pasado 2 de noviembre, renunció este martes a su acta de diputado por JxCat para favorecer su salida de prisión, después de que el juez Llarena denegara su primera petición de excarcelación, manteniéndolo en la cárcel sin fianza junto al ex vicepresidente Oriol Junqueras, mientras ponía en libertad condicional al resto de los miembros del Gobierno Puigdemont, Raul Romeva, Josep Rull, Jordi Turull, Dolors Bassa, Meritxell Borràs, Carles Mundó el pasado diciembre.