Política

El número dos de Gallardón logra por la mínima plaza en el TS: diez votos de 19

El principal valedor de la candidatura de Román ha sido Lesmes, que aunque ha tenido que abstenerse por la amistad que le une al magistrado, ha estado recabando apoyos desde hace semanas para auparlo a la Sala Tercera del Alto Tribunal. Por su parte, la plaza de la Sala de lo Penal la ocupará el magistrado Vicente Magro, quien fue ex senador por el PP.

El ex secretario de Estado de Justicia cuando Alberto Ruiz Gallardón estuvo al frente de dicha cartera ministerial, el magistrado Fernando Román, ha logrado obtener una plaza en la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo. El Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha elegido este viernes a Román, íntimo amigo de Carlos Lesmes, por diez votos.

Tal y como avanzó El Independiente, el principal valedor de dicha candidatura fue el propio Lesmes, que aunque ha tenido que abstenerse por la amistad que le une a Román, ha estado recabando apoyos desde hace semanas para que el citado magistrado accediera a la Sala Tercera del Alto Tribunal.

En el Pleno de este jueves Román ha obtenido diez votos de los 19 vocales asistentes. Según informan fuentes del órgano a su favor han votado los vocales María Ángeles Carmona, Mario Macías, Mar Cabrejas, Fernando Grande Marlaska, Juan Martínez Moya, Juan Manuel Fernández, Wenceslao Olea, Rafael Fernández Valderde, Gerardo Martínez Tristán y Carmen Llombart.

Lesmes se abstiene

El vocal Álvaro Cuesta no ha asistido a la reunión de este jueves al encontrarse enfermo y el presidente Lesmes no ha participado en el debate y votación de este nombramiento después de haberse abstenido de intervenir “en todo acto, trámite o decisión” relacionados con este proceso selectivo por razón de su amistad con este candidato, en virtud de lo dispuesto en el artículo 23.2.c) de la Ley 40/2015 de Régimen Jurídico del Sector Público.

Por su parte, el magistrado Fernando de Mateo Menéndez ha obtenido cuatro votos; María Asunción Salvo Tambo tres, Ramón Sastre Legido uno y Santiago-Pablo Soldevila Fragoso otro.

Román, que estaba actualmente destinado en la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, ocupará así la vacante correspondiente al turno de especialistas producida por la jubilación del magistrado Pedro Yagüe. Esta sido la segunda vez que Fernando Román ha aspirado a acceder a la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo. Ya lo intentó sin éxito en enero de 2016 y tan sólo obtuvo seis votos frente a los trece que recabó el magistrado Rafael Toledano.

Otro conservador en la Sala Segunda

Además, el Pleno ha elegido este jueves al magistrado Vicente Magro, actualmente destinado en la Audiencia Provincial de Madrid,  nuevo miembro de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, en la que ocupará la vacante producida por la jubilación de José Ramón Soriano Soriano. Magro ha obtenido diez de los 20 votos emitidos en Pleno, la mayor parte del denominado bloque conservador a excepción del presidente Lesmes y Mario Macías que han apoyado al magistrado Javier Hernández, actual presidente de la Audiencia Provincial de Tarragona.

Dicho magistrado también ha contado con el apoyo de los vocales de Roser Bach, Mar Cabrejas y Concepción Sáez. Por su parte, la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Susana Polo, han recibido cinco votos de los vocales Clara Martínez de Careaga, Victoria Cinto, Pilar Sepúlveda, Enrique Lucas y Rafael Mozo, según ha podido saber este periódico.

 Vicente Magro, actualmente destinado en la Audiencia Provincial de Madrid, es un magistrado de denominado corte conservador. Fue senador del Partido Popular en los años 1996 y 1997.

Por otro lado, el Consejo General del Poder Judicial ha elegido este jueves a María Luz García Paredes, hasta ahora destinada en la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, nueva magistrada de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo, en la que ocupará la vacante –correspondiente al turno general- producida por la jubilación de José Luis Gilolmo López.

Comentar ()