La jornada de tensión en el Parque de la Ciudadela ha concluido con dos detenidos y la acampada que se desmonta tras una votación en asamblea: 62 personas querían mancharse y 59 quedarse a las puertas del Parlament a pasar la noche.

Por la tarde, manifestantes pro independentistas intentaban acceder al Parque de la Ciudadela, el espacio en el que se sitúa el Parlament de Cataluña. Los Mossos d’Esquadra han sido incapaces de contener en un primer momento a los concentrados, que han saltado las vallas y han roto los candados que dan acceso al parque. Posteriormente, la policía autonómica ha bloqueado los accesos, dejando salir a la gente, pero no entrar. Sin embargo, los manifestantes convocados por los CDR han continuado intentando irrumpir por la fuerza, y han sido respondidos con cargas por parte de los antidisturbios de los Mossos d’Esquadra. Al menos una persona ha sido evacuada en camilla.

En la puerta del Parlament, la situación es también tensa. En un primer momento, los Mossos habían dispuesto un sistema de contención compuesto por tres filas de vallas, que han sido paulatinamente retiradas por los manifestantes. Actualmente, ya queda sólo una fila. Durante toda la tarde se han escuchado gritos como «O investís al president u ocupamos el Parlament» y «El TC nos la suda, queremos pleno de investidura».

La jornada de este martes, marcada por el aplazamiento del pleno de investidura de Carles Puigdemont, está siendo una lucha de poder en la calle entre las entidades civiles independentistas. A las 18:30, minutos después de las cargas y las imágenes de tensión, la ANC recordaba que había desconvocado la manifestación y conminaba a todo el mundo a «irse a casa». «El movimiento por la independencia es siempre no violento», puntualizaban, en un mensaje que algunos sectores interpretan como una crítica a los Comités de Defensa de la República que están capitalizando las acciones en el Parlament.

Estos mismos CDR han conminado a continuar con la movilización durante toda la tarde, pese a que el pleno estaba ya desconvocado. A estas horas, deciden si mantienen su presencia en el Parque de la Ciudadela o no. Algunos manifestantes se muestran convencidos de pasar toda la noche en los alrededores del Parlament.

El balance de heridos ha sido de tres personas atendidas por el SEM: una por un traumatismo leve; otra con una contusión leve en la rodilla y otra por fractura de clavícula que ha sido trasladada al Hospital del Mar. El SEM también ha atendido a una decena de mossos con contusiones leves.