JxCat y la CUP mantienen la presión sobre el presidente del Parlament, Roger Torrent, para celebrar «esta tarde» la investidura de Carles Puigdemont. Los primeros han exigido que se convoque de nuevo el pleno, mientras los antisistema han ocupado durante unos minutos sus escaños a las 15.00 horas, cuando estaba previsto desarrollarse la sesión de investidura en el Parlament aplazada esta mañana por el presidente de la cámara, Roger Torrent.

Una presión que de momento no ha hecho mella en el presidente de la cámara, que ya ha notificado oficialmente la suspensión temporal del pleno a los grupos parlamentarios.

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Elsa Artadi, portavoz de JxCat, ha «valorado positivamente» el tono de Torrent y su insistencia en que Puigdemont es el único candidato a la investidura, pero ha rechazado la suspensión del pleno. Los diputados independentistas «estamos aquí, tenemos los votos necesarios para investir a Puigdemont» ha señalado Artadi, quien ha recordado además a Torrent y sus socios de ERC que «la gente está en la calle» esperando esa investidura.

«Existe una conexión entre la gente y el Parlament y por encima de todo debe estar la soberanía popular» ha añadido la portavoz nacionalista, quien ha defendido que «tenemos las garantías para celebrar la investidura, reforzadas por el principio de inviolabilidad parlamentaria» que recoge el Estatut.

Artadi ha negado además que su postura suponga desobedecer al Tribunal Constitucional porque consideran ilegales las medidas cautelares dictadas por el alto tribunal, y ha defendido la presentación de recursos ante el TC como una «vía necesaria para agotar los recursos» que les permitan llegar a instancias europeas para defender su oposición a las decisiones de la justicia española.

La CUP, en sus escaños

Como ha anunciado Carles Riera, portavoz de la CUP, los cuatro diputados de la formación antisistema han ocupado durante unos minutos sus escaños a las 15.00 horas. Riera ha criticado duramente la intervención de Torrent. «De ningún modo compartimos» una decisión, que el portavoz cupero ha tachado de «unilateral y sin consulta previa» a las fuerzas independentistas. «Estamos aquí para investir a Puigdemont» ha añadido el portavoz antisistema, que ha lamentado un nuevo «paso atrás» del independentismo, que ha comparado con el dado por el propio Puigdemont el 10 de octubre cuando no proclamó la independencia.

Riera ha dejado claro además que su partido no participará en una investidura que no tenga como candidato a Puigdemont porque ha sido el propuesto por el Parlament y lo contrario, a su juicio, supondría «acatar» el mandato del Constitucional. «Las disposiciones del TC deben ser desobedecidas, porque solo con desobediencia impondremos la república» ha añadido Riera, en una intervención muy crítica con los discursos de Torrent y la postura de Esquerra durante los últimos días.

Igualmente expeditiva ha sido la coordinadora general del PDCat, Marta Pascal, que en un tuit en su cuenta oficial reclamaba acabar con las «mentiras» ante las voces que apuntan a diferencias también en la ex convergencia sobre la insistencia de JxCat en investir a Puigdemont o forzar una nueva convocatoria electoral.

Pascal deja así solos a los republicanos en la defensa de Torrent y la necesidad, no verbalizada, de buscar un candidato alternativo. De hecho, ni siquiera el presidente del Parlament se ha atrevido a abonar esta vía, al insistir en su comparecencia en que Puigdemont es el único candidato posible.

 

Torrent y Puigdemont no se comunican

Es la última reacción a una mañana de división en el seno del independentismo tras el anuncio de Roger Torrent de aplazar el pleno de investidura para salvaguardar los derechos políticos de Puigdemont. Torrent ha telefoneado cinco veces este martes al candidato a presidir la Generalitat, Carles Puigdemont, antes de anunciar que aplazaba el pleno de investidura, aunque al candidato no le constan llamadas, según han informado respectivamente fuentes de Presidencia de la cámara y de JxCat a Europa Press.

Fuentes de la candidatura han explicado a que no se han recibido llamadas telefónicas, después de que Torrent haya anunciado el aplazamiento del pleno hasta garantizar que el debate se puede realizar «con garantías y sin injerencias» del Estado y hasta que el TC resuelva las alegaciones que el Parlament ha presentado para defender la inmunidad de Puigdemont.

Desde el grupo de JxCat aseguran que, si Roger Torrent quería hablar o comunicarse con Puigdemont, tiene «mil maneras» de hacerlo, pero que no lo ha hecho, y al candidato no le constan llamadas ni mensajes.

Decisión «sin consultar»

Además, «la decisión del presidente Torrent no ha sido consultada ni comunicada previamente a los representantes de JxCat», si bien fuentes del entorno del presidente de la cámara apuntan que ha estado llamando a Puigdemont antes de comparecer, pero no ha podido localizarle.

Al margen de las críticas a Torrent, desde JxCat valoran que «se comprometa públicamente a no presentar ni proponer a ningún otro candidato alternativo» a Puigdemont.

En su comparecencia, Torrent ha explicado que propuso a Puigdemont como candidato el 22 de enero tras escuchar a todos los grupos y constatar que era el único que podía reunir los apoyos necesarios para ser investido: «No fue una decisión aleatoria ni personal y no propondré a ningún otro candidato».

Por ello, ha pedido a los servicios jurídicos del Parlament que se persone y presente alegaciones a la resolución del TC que prohíbe una investidura a distancia y sin autorización judicial.

También ha avisado de que irá «hasta el final para defender los derechos de Puigdemont, el resto de diputados y los ciudadanos» porque, según ha avisado, la democracia no puede suspenderse ni violentarse.