El expresidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, ha hecho hoy un llamamiento para que la memoria de quienes «murieron por la Constitución y por España» -las víctimas de ETA- no se olvide «jamás». Aznar se ha expresado así en un texto publicado en su web con motivo de su participación mañana en San Sebastián en la entrega del Premio Gregorio Ordóñez al exprimer ministro francés Manuel Valls.

La fundación en memoria del concejal donostiarra del PP asesinado por ETA en 1995, de la que Aznar es patrono, premia al ex mandatario francés por su «defensa del patriotismo frente a los nacionalismos».

En su texto, el presidente de la Fundación FAES explica que acude a la ceremonia «por recuerdo a Goyo» y en reconocimiento a la labor que realiza la viuda del concejal asesinado, Ana Iríbar, en favor de las víctimas y «a su exigencia moral y política, a la que tenemos que seguir respondiendo», ha dicho.

«Me siento muy conmovido por el sacrificio de tantos, y orgulloso del Partido Popular que tuve el honor de presidir en aquellos años decisivos para nuestra democracia y que viví junto a personas que no se apartaron de su compromiso con España y la libertad frente al terrorismo de ETA», añade.

Por ello, el expresidente subraya que la memoria de quienes «murieron por la Constitución y por España -y fueron muchos-, es una deuda permanente e impagable» para todos. «No permitiremos que esa página se pase jamás. La página escrita por las víctimas», concluye.