Unidos Podemos ha arrancado el nuevo periodo de sesiones dando protagonismo a su propuesta para cambiar la ley electoral después de que Ciudadanos tomara la iniciativa para impulsar esa reforma al abrir una ronda de contactos con las fuerzas políticas, que comienzan este jueves con la formación morada. Antes de esa reunión con Cs, el grupo confederal ha organizado un acto con el lema ‘Por una ley electoral más justa’, para explicar la necesidad de reformar el sistema electoral y algunos detalles de las propuestas de las que hablarán un día después con el partido de Albert Rivera.

En el acto de mañana participarán, además de Pablo Iglesias, las portavoces de En Comú y En Marea, Lucía Martín y Yolanda Díaz, respectivamente, y figuras destacadas del grupo y del partido, como el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, y el diputado Íñigo Errejón, que ha pilotado los trabajos de su grupo en la comisión que estudia la reforma electoral en el Congreso.

Podemos defiende enterrar el método D’Hondt y adoptar el Sainte-Laguë, que se usa en Alemania

La portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, no ha querido adelantar muchos detalles de su propuesta, aunque ya se sabe que no implicaría una reforma constitucional, sino únicamente de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG). En concreto, plantean cambiar la fórmula de reparto de escaños y pasar del método D’Hont, que favorece a los partidos con más votos, al sistema Sainte-Laguë, que se utiliza por ejemplo Alemania, y es más proporcional porque, según repetía hoy Montero, refleja mejor el principio de «una persona, un voto».

El método Sainte-Laguë

Respetando la circunscripción provincial, la variación que añade el método Sainte-Laguë consiste en la operación matemática que se utiliza para asignar los escaños. En D’Hondt, se divide el total de votos entre uno, entre dos, entre tres…y así sucesivamente hasta el total de escaños que se repartan. Posteriormente, se ordenan los resultados más altos y se reparten los escaños en base a esa clasificación.

En el método Sainte-Laguë, la operación es algo más compleja. El cociente de ordenación se extrae dividiendo el total de votos entre los escaños ya asignados, multiplicados por dos y sumando una unidad. Es decir, si un partido obtiene 100 votos, y ya se le han asignado dos escaños, se deberían dividir los 100 votos entre cinco (2×2 + 1).

No obstante, aunque Podemos y Ciudadanos lleguen a un acuerdo, no es fácil que la reforma pueda ver la luz antes de las elecciones generales de 2020, como pretende Cs. El PP ya ha dejado claro que no ve sentido a sacar la reforma electoral de la comisión que ya trabaja en ella en el Congreso y al tratarse de una ley orgánica necesita mayoría absoluta y, por tanto, el apoyo del PSOE, que por ahora tampoco parece muy proclive.

Batalla con el PSOE

No es el único asunto en el que Unidos Podemos seguirá esperando a los socialistas en este nuevo periodo de sesiones porque no dejan de emplazar a Pedro Sánchez a que presente una moción de censura, aunque cada vez son mas escépticos. Y mientras eso no ocurra, el grupo de Unidos Podemos se ha fijado el objetivo de «plantar cara al PP» y a «su corrupción» en este nuevo periodo de sesiones, en el que también orientarán su oposición a seguir contribuyendo al «avance de la España del 15M y la revolución de las mujeres».

La nueva etapa parlamentaria ha comenzado en Podemos con cierto alivio después de conocer la encuesta del CIS que, insisten, no ha confirmado la debacle que muchos habían vaticinado. Hoy mismo Pablo Iglesias ha recalcado que el CIS «consolida la tendencia de que hay cuatro grandes formaciones políticas en España y cualquiera puede ganar».

«Nosotros somos conscientes de que estamos dos puntos por debajo de los resultados que tuvimos en las últimas elecciones generales, pero hemos subido respecto al ultimo CIS. Nos vamos a esforzar, y nos vamos a dejar la piel para ganar las autonómicas y municipales, y después las generales», ha dicho el líder de Podemos en los pasillos del Congreso.

Para Irene Montero, el CIS «permite decir claramente», no solo que «Podemos sigue teniendo posibilidades de ganar», sino que la «España del 15M» y de «la revolución de las mujeres se abre paso, a pesar de que la mayoría de generadores de opinión querrían darla por muerta».