Ciudadanos ya ha iniciado la ronda de contactos que avanzó Albert Rivera esta semana para desbloquear la reforma de la Ley Electoral. La primera reunión, que se celebrará la próxima semana, no será con ninguno de los dos grandes partidos, sino con Podemos, a pesar de sus grandes diferencias, por ser «el más proclive a desbloquear la reforma de la Ley Electoral», según ha informado Ciudadanos.

Después de un primer contacto telefónico entre los líderes de ambos partidos, Albert Rivera y Pablo Iglesias, han cerrado una reunión de trabajo el jueves 8 de febrero en el Congreso de los Diputados en la que participarán equipos de ambos grupos encabezados por sus portavoces, Juan Carlos Girauta e Irene Montero, que también han hablado este miércoles para abordar las bases de la reunión.

«A pesar de las discrepancias en materia económica o territorial con Podemos, desde Ciudadanos pensamos que se pueden lograr puntos de encuentro para que en las próximas elecciones los españoles puedan votar con una ley más justa y proporcional», señalan en Ciudadanos. Las conversaciones entre ambos partidos han sido muy positivas, según la formación naranja, porque ambos han mostrado su disposición a trabajar en una reforma real y que no siga paralizada como hasta el momento. «Es una de las principales preocupaciones, la proporcionalidad electoral», señalan. En las elecciones catalanas del 21-D, la ley electoral, que en Cataluña se rige por la LOREG ya que no tiene una ley propia, la victoria en votos de Inés Arrimadas no se vio reflejada en escaños y benefició a los partidos independentistas. En su programa también incluían esta reforma.

Precisamente la reforma de la Ley Electoral es uno de los seis puntos imprescindibles del acuerdo de investidura que firmaron Rajoy y Rivera. En este momento, en el Congreso hay una subcomisión de estudio del sistema electoral, dependiente de la Comisión Constitucional, pero que no avanza «por la inactividad de PP y PSOE», denuncia Ciudadanos. Por eso, con esta ronda de contactos pretenden acelerar el trabajo de esta subcomisión de modo que pueda estar en vigor en las próximas elecciones generales previstas para 2020.

Esta ronda de contactos seguirá con el PP y PSOE, aunque no se han producido todavía las primeras llamadas. Ciudadanos confía en que los dos grandes partidos acepten mantener sendas reuniones de trabajo y «dejen de frenar esta reforma necesaria como medida de calidad democrática y de regeneración», pero no se muestran del todo optimistas dadas las reticencias que han mostrado los dos partidos.

Fue la portavoz de PSOE, Margarita Robles, quien este martes acusó a Rivera de querer «huir» de la subcomisión parlamentaria por su propuesta de reuniones bilaterales. Tras subrayar que el PSOE «cree profundamente en el Parlamento», la portavoz socialista ha reivindicado la actuación del Congreso y se mostró sorprendida por que «en vez de impulsar el trabajo parlamentario, quiera huir de una comisión que se creó con su apoyo».