El ex director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía Javier Guerrero reconoció en una entrevista periodística a finales de 2015 que utilizó la expresión «fondo de reptiles» en una declaración ante la Policía Nacional, pero que no lo hizo con «sentido peyorativo» puesto que esa partida presupuestaria contaba con «todas las bendiciones del Gobierno y del Parlamento».

En el tramo final de su declaración ante el tribunal que enjuicia la pieza del caso ERE en la que se dirime la responsabilidad de los políticos por el procedimiento utilizado durante una década para el pago de prejubilaciones y a empresas en crisis, Guerrero ha defendido este miércoles que «nunca» salió de su boca la expresión ‘fondo de reptiles’ para referirse a la partida presupuestaria 31.L. «Se ha tergiversado para pensar que teníamos fondos reservados», ha mantenido a preguntas de su defensa.

Extracto del informe policial en el que Javier Guerrero describe la partida para los ERE como "fondo de reptiles para crisis".

Extracto del informe policial en el que Javier Guerrero describe la partida para los ERE como «fondo de reptiles para crisis».

Guerrero trata de desmentir así la declaración que la Brigada Provincial de Policía Judicial le atribuía en un informe aportado el 17 de enero de 2011 al juzgado que entonces investigaba el caso Mercasevilla tras tomarle declaración en calidad de testigo el 21 de diciembre de 2010.

Según se detalla en el citado atestado policial, que dio pie a que la juez Alaya dedujera testimonio e incoara el caso ERE, el inspector le preguntó si la Junta tendría que haber tramitado las ayudas para sufragar los ERE como una «subvención excepcional» y Guerrero, que llevaba ya más de año y medio fuera de la Consejería de Empleo, contestó que era un «fondo de reptiles para crisis» con el que se pretendía ayudar a respirar a empresas. Y puso un ejemplo gráfico: «Como Egmasa [Empresa Pública de Gestión Medioambiental de la Junta de Andalucía] con el tema de los incendios, que había que darle salida a la gente mayor y tener un cuerpo de incendios apto».

Guerrero tuvo ocasión de haber desmentido la pronunciación de dicha frase, atribuida originariamente a Otto von Bismarck, con motivo de la entrevista concedida al diario Abc y publicada el 2 de octubre de 2015. Entre las 14 cuestiones planteadas por la periodista Marisa Gallero durante la conversación, aquélla le lanzó la siguiente pregunta: «Fondo de reptiles’ es la expresión que usted utilizó en su declaración ante la Policía para describir el sistema de ayudas».

Extracto de la entrevista a Javier Guerrero publicada por el diario 'Abc' el 2 de octubre de 2015.

Extracto de la entrevista a Javier Guerrero publicada por el diario ‘Abc’ el 2 de octubre de 2015.

La respuesta de Guerrero fue la siguiente: «Utilicé una expresión coloquial desafortunada. Durante mi infancia, había mujeres que al marido le iban cogiendo algún dinerillo del sueldo y lo guardaban en una cómoda debajo de las sábanas y comentaban: ‘Tengo ahí un fondillo de reptiles para una necesidad’. Nunca lo dije en el sentido peyorativo, porque fuera un fondo oscuro ni opaco ni ilegal. Tenía todas las bendiciones del Gobierno y del Parlamento».

No son las únicas referencias en las actuaciones. También los abogados que ejercen la acusación popular en representación del PP andaluz pusieron en boca del ex alto cargo la citada expresión en las preguntas que pidieron que se consignaran en el acta de la comparecencia de Guerrero ante el Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla en marzo de 2012 en calidad de imputado, después de que éste se acogiera a su derecho constitucional a no responder a las acusaciones.

En una entrevista a ‘Abc’, el ex director general de Trabajo dijo que utilizó la expresión ‘fondo de reptiles’ de manera «desafortunada»

«¿Es cierto que con cargo al denominado por usted como ‘fondo de reptiles’ se han pagado o adquirido compromisos de pago de servicios profesionales de abogados o de otro tipo para atender a personas ajenas a la Junta de Andalucía pero que, de alguna manera, beneficiaban al PSOE en determinadas estrategias políticas tendentes a conformar nuevas mayorías políticas en determinados ayuntamientos para que a través de mociones de censura, elegir a un alcalde del PSOE como sucedió en la localidad sevillana de Camas?», planteó el PP.

Esta acusación popular volvió a atribuirle la expresión en una segunda pregunta: «¿Sabe usted, por su conocimiento directo o referencia de terceros, si con lo que usted denomina «fondo de reptiles», de manera directa o indirecta, se han financiado actos o gastos del PSOE o alguna otra organización afín?».

Declaraciones retractadas

Durante su declaración esta semana en el juicio, el director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía se ha retractado de las declaraciones que efectuó tanto a la Policía Nacional el 11 de marzo de 2011, la Guardia Civil (26 de enero y 21 de febrero de 2012) y la juez Mercedes Alaya (del 7 al 9 de marzo de 2012). Sólo se ha ratificado en lo que declaró por iniciativa propia ante la actual titular del Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla, María Núñez Bolaños, el 21 de octubre de 2015.

La Fiscalía Anticorrupción pide para Javier Guerrero, uno de los 22 ex altos cargos que se sientan en el banquillo de los acusados, una pena de ocho años de prisión por la comisión de un delito de malversación de caudales públicos y 30 de inhabilitación por prevaricación.