PolíticaCATALUÑA

El Gobierno confirma su plan para fomentar el castellano en Cataluña: “No sé cómo, pero lo haremos”

"El Gobierno tiene que aprobar una resolución que otros años recurrimos porque no nos satisfacía y ahora en la medida en que es nuestra competencia vamos a aprobar la que consideremos correcta"

logo
El Gobierno confirma su plan para fomentar el castellano en Cataluña: “No sé cómo, pero lo haremos”
Íñigo Méndez de Vigo y Álvaro Nadal, en el Consejo de Ministros.

Íñigo Méndez de Vigo y Álvaro Nadal, en el Consejo de Ministros. EFE

Resumen:

El Gobierno mantiene su intención de convertir el castellano en lengua vehicular en Cataluña. En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, el ministro de Educación y portavoz del Ejecutivo, Iñigo Méndez de Vigo, ha confirmado que su cartera estudia utilizar el artículo 155 para fijar una nueva fórmula de preinscripción escolar para el próximo curso y acabar con el catalán como única lengua vehicular en la enseñanza pública catalana. “Es muy importante la libertad y el derecho de los padres para elegir la lengua vehicular de sus hijos. En esa línea estamos trabajando”, ha zanjado el ministro.

Méndez de Vigo es el responsable de la Educación autonómica catalana desde que comenzó a aplicarse el artículo 155, y ha confirmado que cambiarán el modelo de inscripción “para garantizar la libertad de las familias a elegir la lengua de sus hijos”. En un primer momento se había puesto sobre la mesa la posibilidad de introducir una casilla en los formularios de preinscripcion catalanes para escoger la lengua vehicular en educación infantil o ampliar la presencia del castellano hasta el 25% en los ciclos posteriores. Una opción que la Generalitat ya debería incluir en sus formularios de preinscripción pero que ha incumplido sistemáticamente en los últimos años, pese a los fallos judiciales en contra. El ministro de Educación, sin embargo, ha rechazado que el sistema de casillas esté decidido y ha adelantado que aunque “no hay ningún modelo concreto”, sí son firmes en su intención de modificar el sistema.

 

“El Gobierno ha recurrido la preinscripción escolar que se ha aplicado en los tres últimos cursos porque consideraba que no garantizaba suficientemente la libertad de los padres para elegir la lengua vehicular de sus hijos”, ha zanjado, antes de señalar que “es natural que quiera cambiarla”. “En esta ocasión tenemos la competencia de la gestión de la Consejería de Educación para garantizar ese derecho. ¿Cómo se va a hacer? Lo estamos estudiando, pero lo haremos”.

En este sentido, ha insistido que el Ejecutivo tiene ahora -tras el 155– la competencia para aprobar la resolución de preinscripción, que hasta ahora correspondía al Govern de Cataluña. “El gobierno tiene que aprobar una resolución que otros años no nos satisfacía y ahora en la medida en que es nuestra competencia vamos a aprobar la que consideremos correcta”. “Estoy estudiando lo que voy a hacer y cuál es la formula que mejor garantiza la fórmula que mejor garantiza la libertad de sus hijos”.

El ministro de educación ha negado rotundamente que esta modificación sea una cambio de modelo educativo. “Los modelos educativos están en las leyes. En la Ley educativa estatal, la LOMCE, la ley autonómica y las sentencias judiciales”, ha señalado. En este sentido, ha reafirmado su intención de que “ese derecho de los padres se garantice adecuadamente” y de que “no de forma indvidualizada -a través de sentencias- sino colectiva. No es más que cumplir con una obligación, garantizar le derecho de los padre a la libertad para elegir la lengua”.