Política

El PSOE se divide sobre las garantías para el castellano en la escuela catalana

Javier Lambán, Emiliano García-Page y Guillermo Fernández Vara han salido en defensa del castellano en Cataluña

logo
El PSOE se divide sobre las garantías para el castellano en la escuela catalana
Guillermo Fernández Vara, presidente de Extremadura.

Guillermo Fernández Vara, presidente de Extremadura. EFE

Resumen:

Los presidentes de Aragón, Castilla-La Mancha y Extremadura, los socialistas Javier Lambán, Emiliano García-Page y Guillermo Fernández Vara, han salido en defensa del castellano en Cataluña y han abogado por garantizar el derecho de los padres a elegir el idioma vehicular en el que estudien sus hijos.

Estos tres ‘barones’ socialistas han aprovechado su asistencia al Comité Federal del PSOE en Aranjuez (Madrid) para reivindicar esta postura un día después de que Moncloa haya confirmado su intención de cambiar desde la Consejería de Educación catalana el procedimiento de inscripción de los alumnos para que puedan elegir el castellano como idioma vehicular.

Lambán ha llamado a corregir “más pronto que tarde” el “maltrato injusto e ilegal” que comete la Generalitat de Cataluña contra el castellano, idioma que, según él, ha sido “postergado” de manera “inaceptable” en la escuela catalana, y ha defendido que el Estado regrese a Cataluña en materia de educación para remediar lo que, de lo contrario, terminaría en “un problema definitivamente irresoluble”.

El presidente aragonés defiende que cuanto antes deje de aplicarse el artículo 155 en Cataluña, mejor. Porque significará que hay un ‘govern’ constitucional. Sin embargo, no ha aclarado si es partidario de valerse de él, como quiere el Gobierno, para modificar el procedimiento de inscripción en las escuelas catalanas y permitir la selección paterna de la lengua vehicular de los alumnos. Eso sí, ha subrayado que el Estado debe “ejercer sus competencias como en el resto del país” y asegurar “que se cumpla la ley” en Cataluña.

Por su parte, Page ha garantizado que comparte el objetivo de proteger el castellano “de las fauces de los independentistas”, aunque ha achacado el anuncio del Gobierno a “un ataque de nervios absoluto” por la subida de Ciudadanos en las encuestas. Ha avisado de que este tipo de decisiones no deben anunciarse con “golpes de pecho” y ha llamado a que todo lo referente al empleo del castellano en las comunidades autónomas con lenguas cooficiales salga de un pacto de Estado y no del intento del PP de “influir en las encuestas”.

Vara ha coincidido con sus colegas en que “lo normal” es que sean los padres quienes elijan la lengua vehicular de los estudios de sus hijos y ha criticado al Ejecutivo al entender que, con la actual situación en Cataluña, aún sin gobierno tras las elecciones del 21 de diciembre, “no es el momento de levantar barricadas lingüísticas”. Una medida como la anunciada “más que sumar divide” cuando “ahora son tiempos de sumar”, ha incidido.

Este viernes la ‘número cuatro’ del PSOE, Carmen Calvo, rechazó el empleo del artículo 155 para variar el modelo educativo catalán y aseveró que este debate correspondía al Parlament catalán. Según fuentes socialistas, el propio secretario general del partido, Pedro Sánchez, ha hecho alusión a la cuestión durante la discusión a puerta cerrada en el Comité Federal y ha subrayado que el 155 se aplicó en Cataluña “para recuperar el autogobierno catalán, pero para nada más”.

También ha lamentado la decisión del Gobierno el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, quien ha ironizado con que quiera cambiar la política educativa en Cataluña levantando “polémica” cuando “no tiene ni idea de aplicar la que en teoría es su posición”. Por último, se ha sumado a esta vertiente el secretario de Política Federal del PSOE, Patxi López, quien ha acusado al Gabinete de Mariano Rajoy de “generar polémicas donde no las hay” y “gobernar más en Cataluña que en España”.

Díaz, crítica con el Gobierno

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha reiterado este sábado su defensa de que “los niños tengan la posibilidad de formarse en muchos idiomas”, pero ha advertido de que “no le parece bien que el Gobierno de España utilice este tema para echar a pelear a las familias” en Cataluña.

Así lo ha apuntado la presidenta andaluza en declaraciones a los periodistas en su visita, en Mengíbar (Jaén), a una casa palacio del siglo XV que ha adquirido el Ayuntamiento del municipio para un hotel y otros usos municipales, y al ser preguntada por el modelo de inmersión lingüística en Cataluña y tras el anuncio del Gobierno de que actuará a través de la Consejería de Educación catalana para garantizar la posibilidad de que los padres elijan el castellano como lengua vehicular en esta región en las nuevas matriculaciones del curso 2018-2019.

La también secretaria general del PSOE-A ha querido dejar claro que parte de la “base” de que, “cuantos más idiomas y más formación en idiomas, mejor para los niños y la sociedad”, si bien ha manifestado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, “no debe usar” esta cuestión “para fracturar a la sociedad”.

Díaz ha recordado que su “generación, la de la EGB, tuvo muchas dificultades para acceder al aprendizaje de idiomas”, de forma que ahora valora “muchísimo que, en Andalucía, los niños en la educación pública se examinen desde edades muy tempranas indistintamente en inglés y castellano en Sociales y Naturales”, e incluso que su hijo, de poco más de dos años de edad, “chapurree el inglés”, porque cree que “eso le abre posibilidades de cara al futuro”.