Política Investigación en la Audiencia Nacional

Lamela imputa un nuevo delito de sedición al 'major' Trapero y lo cita el viernes

"La actuación de los Mossos el día 1 de octubre fue dirigida a obstruir cualquier actuación que bloquease el plan estratégico hacia la independencia". "Con esta finalidad, se diseñó un plan premeditado para evitar actuar, que procedía la cúpula policial de los Mossos d' Esquadra; cúpula comandada por Josep Lluís Trapero".

Josep Lluís Trapero, dirigiéndose a la Audiencia Nacional para declarar ante la magistrada Carmen Lamela.

Josep Lluís Trapero, dirigiéndose a la Audiencia Nacional para declarar ante la magistrada Carmen Lamela.

La titular del Juzgado de Instrucción Número 3 de la Audiencia Nacional,  la magistrada Carmen Lamela ha citado este viernes como imputado por un nuevo delito de sedición al ex ‘major’ de los Mossos d’Esquadra Josep Lluis Trapero por la actuación de la Policía autonómica durante la jornada del referéndum del 1-O tras la declaración la semana pasada del coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos.

Lamela, que ya investigaba a Trapero por otro delito de sedición por su actuación en el asedio a la Guardia Civil el 20 de septiembre durante una operación policial en la sede de la Consejería de Economía de Cataluña, ha ampliado su imputación por este mismo delito en relación al 1-O y apunta a un posible delito de integración en organización criminal.

En el auto, la magistrada sostiene que «la actuación de los Mossos el día 1 de octubre fue dirigida a obstruir cualquier actuación que bloquease el plan  estratégico hacia la independencia». «Con esta finalidad, se diseñó un plan premeditado para evitar actuar, que procedía la cúpula policial de los Mossos d’ Esquadra, cúpula comandada por Josep Lluís Trapero y en conexión directa con los miembros del comité estratégico».

Los Mossos no hicieron «nada»

La juez Lamela recalca que el día del referéndum ilegal «hasta las 6:00 horas» la policía catalana no hizo «nada» para desalojar los colegios electorales «sabiendo que se habían hecho numerosísimos llamamientos a los ciudadanos para que ocupasen los colegios de votación ya desde el viernes 29 de septiembre, sin que se adoptase medidas para evitarlo».

Igualmente, la instructora de la Audiencia explica que el pasado 1-0 tanto la Brigada Móvil de los Mossos (BRIMO) y las unidades ARRO, destinadas a mantener el orden público y control de masas, fueron infrautilizadas.

«Igualmente, en las actuaciones llevadas a cabo por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado: Guardia Civil y Policía Nacional, la actuación de los Mossos no solo fue pasiva manteniéndose al margen de cualquier actuación desarrollada por la Guardia Civil, evitando intervenir también en los casos en los que los miembros de la Guardia Civil eran agredidos, sino que también fue orientada en algunos casos a obstaculizar la actuación de aquellas otras policías, y en otros, a increpar incluso a enfrentarse a alguno de los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional que en el ejercicio de sus funciones se encontraban en el lugar», remacha la juez.

Por otro lado, Carmen Lamela recoge cómo la policía autonómica catalana «fue utilizada para controlar las acciones de la Guardia Civil y de la Policía Nacional el día 1 de octubre, lo que debían comunicar a sus superiores. Esta comunicación tenía carácter prioritario debiendo el resto de equipos dejar la red libre».

La «finalidad» del ‘major’ Trapero «estaba orientada a facilitar la celebración del referéndum y con ello la proclamación de una república catalana», recalca la juez

Ante todos estos hechos, la juez concluye que la «finalidad» del ‘major’ Trapero «estaba orientada a facilitar la celebración del referéndum y con ello la proclamación de una república catalana, independiente de España, siendo consciente de que desarrollaba una actuación al margen de las vías legales».

También ha citado este viernes como testigo al nuevo jefe de los Mossos, Ferrán López, que sustituyó a Trapero al aplicarse el artículo 155 en Cataluña. Además, la instructora libra un oficio a los Mossos a fin de que informe de la «identidad de las personas y medios orales y escritos a través de los cuales se comunicaron a los agentes que iban a prestar servicio el día 1 de octubre de 2017 las pautas de actuación, así como las órdenes y recomendaciones que debían presidir su actuación durante la celebración del referéndum ilegal».

Comentar ()