«No iré a Madrid». La dirigente de la CUP confirma, en una entrevista exclusiva con el periódico Le Temps, que está fugada en Suiza y que no acudirá este miércoles al Tribunal Supremo, en donde está citada por el juez Pablo Llarena. Una postura que ha recibido el apoyo unánime de su partido, pese a que difiere de la estrategia seguida por la otra investigada de la CUP en la causa que instruye el Supremo, Mireia Boya, quien sí compareció el viernes ante el juez Llarena.

Benet Salellas, ex diputado de la CUP y abogado de Gabriel en España, ha asegurado esta tarde que la ex portavoz antisistema «no ha huido, ha buscado refugio por la persecución política». Salellas ha defendido además que con su huida Gabriel «abre un nuevo frente internacional para hacer de espejo de la dictadura» en la que a su juicio se está convirtiendo España. Salellas ha hecho estas consideraciones en una comparecencia a la que ha acudido la plana mayor de la CUP encabezada por Boya y el actual presidente del grupo parlamentario, Carles Riera.

Para argumentar su «No iré a Madrid», el titular del medio suizo, Gabriel asegura: «Como no tendré un juicio justo en mi país, he buscado uno en el que pueda proteger mis derechos».

Además, en otra entrevista para la televisión pública suiza, la dirigente de la CUP Anna Gabriel ha asegurado que está dispuesta a pedir asilo político en Suiza si España solicita su extradición, y que su intención es instalarse en el país helvético para reanudar su carrera académica, ya que fue profesora de Derecho en Barcelona.

«Por el momento no he pedido asilo político. Si me quedo aquí intentaré reanudar la vía académica. Yo era profesora de Derecho en la Universidad de Barcelona. Intentaré trabajar, intentaré instalarme aquí», dijo en una entrevista a la radiotelevisión pública francófona RTS.

Escrito declaración Anna Gabriel

Escrito declaración Anna Gabriel

«Siempre he hecho campaña por el referéndum, pero de forma pacífica. La cuestión de Cataluña debe resolverse políticamente, mientras que las autoridades españolas quieren silenciar el proceso independentista con la represión». «Estoy siendo procesada por mi actividad política, y la prensa del Gobierno [español] ya me ha condenado», remarca en la entrevista en Le Temps.

Asesorada por un letrado suizo

«Cuando vi el destino de algunos de mis colegas que están en prisión desde diciembre, me di cuenta de que debía irme. No soy la única en arriesgarme a ir a la cárcel, el resto del Govern está amenazado», ha explicado, en referencia a los consellers cesados en prisión preventiva, y ha considerado que será más útil a su movimiento desde el extranjero que desde la cárcel.

Anna Gabriel está siendo asesorada por el letrado suizo Olivier Peter, que ha llevado casos de extradición de colaboradores de ETA como Nekane Txapartegi, arrestada en el 2016 en Zúrich.

La CUP confirmó el pasado domingo que Gabriel se ha desplazado a Ginebra (Suiza) en las últimas semanas. Gabriel está citada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena como imputada por la causa por presunta rebelión que se sigue contra el ex gobierno catalán y varios líderes independentistas y, según la CUP, además de ella también se han desplazado a Suiza otros miembros de la campaña «Ni una més» contra la causa judicial que se les ha abierto.

En una nota de prensa, la CUP aseguraba que «en el marco de la preparación de la campaña antirrepresiva, así como en la estrategia de defensa ante la causa general que se instruye desde el Supremo, consideramos absolutamente central la dimensión internacional que podemos contribuir a darle».

Además, la anticapitalista ha comparado la situación en España con «lo que sucede en estos momentos en Turquía» y ha criticado que está siendo investigada por su actividad política, ya que siempre ha defendido pacíficamente la celebración del referéndum del 1 de octubre, ha dicho. La misma idea que Gabriel Rufián ha expresado en su cuenta de Twitter tras conocer la situación de Gabriel.

 

Postura del PDeCAT

El senador del PDeCAT, Josep Lluis Cleries, ha asegurado hoy que su partido respeta la estrategia de la dirigente de la CUP Anna Gabriel, que ha anunciado su decisión de quedarse en Suiza y no venir a declarar mañana a Madrid ante el Tribunal Supremo.

Así lo ha manifestado Cléries en declaraciones a los medios en la sede del Supremo, donde ha acudido para dar el apoyo de su partido al expresidente de la Generalitat Artur Mas, y a la expresidenta de la Associació de Municipis per la Independència (AMI), Neus Lloveras, que declaran hoy.

Cléries ha asegurado que su partido no tiene nada que decir sobre la decisión de Gabriel, ya que cada uno puede prever su defensa «de la forma que crea más oportuna» y también se ha mostrado convencido de que esto no va a perjudicar a la defensa de los demás imputados por el «procés».

«Lo que ha de hacer la Justicia es ver lo que ha hecho cada uno y nada más», ha aseverado, y ha instado a que se analice «el papel que tuvo cada uno» en el proceso soberanista, porque «si uno viene o no viene son cosas distintas», ha concluido.