Política

Interior reduce a la mitad el coste real de la equiparación salarial con los Mossos

El Ministerio tacha de injustificada la cantidad de 1.500 millones reivindicada por policías y guardias civiles, insta a los representantes de los agentes a "recapacitar" y advierte de que "ya no tiene margen de mejora" para recortar la brecha

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, se acerca a los manifestantes para la equiparación salarial de la Policía.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, se acerca a los manifestantes para la equiparación salarial de la Policía. EUROPA PRESS

El Ministerio del Interior considera que la equiparación salarial de la Policía Nacional y la Guardia Civil con los Mossos d’Esquadra tendría un coste no superior a los 807 millones de euros y considera que la cifra de 1.500 millones que se ha barajado en los últimos meses es un «mantra».

Fuentes de la Secretaría de Estado de Seguridad han defendido este miércoles la oferta trasladada el día anterior a los sindicatos policiales y a las asociaciones profesionales del Instituto Armado para recortar la brecha con la Policía de la Generalitat y que los representantes de los agentes consideran «inaceptable» y «tramposa», lo que ha llevado a éstos a levantarse de la mesa y dar por rotas las negociaciones.

El motivo de la ruptura, según Interior, fue la negativa de los representantes de los agentes a aceptar que las cantidades ofrecidas incluyeran la subida salarial -de entre el 5 y 8 %- que el Gobierno tiene previsto aprobar para todos los funcionarios públicos. Los sindicatos policiales y las asociaciones de la Guardia Civil consideran que ese incremento debe quedar al margen para que la equiparación sea real, ya que de lo contrario no se recortaría la diferencia de sueldo con la Policía Autonómica.

Las fuentes han indicado que el Gobierno «ya no tiene margen» para mejorar la propuesta y han mostrado su esperanza en que los sindicatos de la Policía Nacional y las asociaciones de la Guardia Civil «recapaciten» y «aprovechen esta oportunidad». «No se puede mantener mucho tiempo. Esto se acaba. Y nos dolería que se perdiera esta oportunidad», advierten desde la Secretaría de Estado de Interior, que cifra el incremento del sueldo medio de cada guardia civil en 6.000 euros al año y de 4.800 para los policías nacionales. Para los sindicatos, sin embargo, la subida ofrecida es de tan sólo 80 euros al año por agente.

De acuerdo con el estudio comparativo realizado por Interior y presentado este martes durante la reunión, que toma como base las retribuciones promedio abonadas el pasado año a los integrantes de los tres cuerpos, la equiparación salarial con los Mossos se alcanzaría con 476,71 millones de euros en el caso de la Guardia Civil y con 331 millones en la Policía. Ello totaliza los citados 807 millones, a abonar en tres anualidades.

Cuadro comparativo entre las retribuciones de los tres cuerpos elaborado por la Secretaría de Estado de Seguridad. Secretaría General de Seguridad, Ministerio del Interior

Para ejecutar esta propuesta, Interior dispondría este año de 290 millones de euros, de 550 millones en 2019 y de 775 millones en 2020, cantidades que incluyen el aumento salarial previsto para toda la Función Pública. El Ministerio de Hacienda, según las fuentes, ha hecho un «esfuerzo increíble» para facilitar el acuerdo que por ahora no se ha alcanzado.

Frente a estas cifras, los sindicatos policiales y las asociaciones de la Guardia Civil consideran que la inyección real para recortar la desigualdad salarial es de tan sólo 500 millones (200 millones en 2018, 100 millones en 2019 y otros 200 millones en 2020), cantidad que representa tan sólo un tercio de su reivindicación.

Interior defiende que los 1.500 millones reivindicados por policías y guardias civiles es injustificada: es un «mantra»

En el documento presentado ante los consejos de la Policía Nacional y la Guardia Civil el pasado 16 de enero, el departamento que dirige Juan Ignacio Zoido se comprometía a «impulsar la financiación de la equiparación salarial total y completa entre los miembros de la Policía Nacional, que desarrollan su actividad policial en el conjunto de España, y los del Cuerpo de los Mossos d’Esquadra que hacen lo propio en la Comunidad Autónoma de Cataluña», y a solicitar el incremento de las partidas presupuestarias “hasta un límite de 1.500 millones de euros”. Ésta era la cantidad reclamada por los agentes y que Interior considera absolutamente injustificada tras comparar las retribuciones de las distintas escalas en los tres cuerpos policiales.

Según ha detallado la Secretaría de Estado de Interior, la propuesta incluye otros 850 millones de euros anuales entre 2021 y 2023 siempre que se confirmen las previsiones de crecimiento y se garantice el cumplimiento del objetivo de déficit público; 100 millones de euros anuales para que los agentes en segunda actividad o reserva puedan reincorporarse a puestos no lesivos y un plan de reforma y construcción de comisarías y casas cuarteles por importe de 1.125 millones de euros a ejecutar en el periodo 2018-2023 por parte de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios SA (SIEP). Todas las partidas suman 5.890 millones de euros en seis años.

«Falsedad» de los datos

Las fuentes dijeron que la oferta incluye el mantenimiento de derechos que tienen los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y no los agentes de la Policía de la Generalitat, como la posibilidad de ascensos, el cobro de sueldo estando en segunda actividad o el hecho de que unos 24.000 guardias civiles vivan en pabellones oficiales. «Es un esfuerzo tan descomunal que no se ha hecho ni en las mejores épocas. En tres años se quiere hacer lo que no se ha hecho en 30», defienden desde Interior.

Las 12 organizaciones que en unidad de acción reivindican la equiparación salarial han defendido este miércoles la «falsedad» de los datos ofrecidos por el Ministerio del Interior, al que reprochan que no les haya facilitado «un solo documento» y hayan tenido que enterarse por los medios de comunicación. «Es un engaño, los policías nacionales y los guardias civiles no nos merecemos esta falta de respeto», ha expresado Mónica Gracia, secretaria general del Sindicato Unificado de Policía (SUP).

Comentar ()