El actual jefe de los Mossos d’Esquadra, Ferrán López, ha reconocido este lunes ante el Tribunal Supremo que el operativo que este cuerpo planteó el 1 de octubre, cuando se celebró el referéndum ilegal, era insuficiente, y ello a pesar de que el president Carles Puigdemont fue advertido de la probabilidad de altercados.

Así lo han manifestado fuentes de la acusación popular ejercida por VOX, que han estado presentes en la declaración que hoy han efectuado tres mandos de los mossos ante el juez Pablo Llarena, que dirige la investigación del Supremo sobre el “procés” y la Declaración Unilateral de Independencia.

Los agentes han declarado como testigos y han puesto en claro que el 28 de septiembre los mandos de los Mossos advirtieron a los altos cargos políticos de la Generalitat, como Carles Puigdemont, Joaquim Font y Oriol Junqueras (vicepresident) de que el 1 de octubre podrían producirse altercados, conflictos, movilización social y hasta violencia, han manifestado las citadas fuentes.

La declaración de Trapero

La pasada semana, el ex major de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, declaró que mantuvo dos reuniones con Carles Puigdemont los días 26 y 28 de septiembre, en las que también estuvieron presentes Oriol Junqueras, Joaquim Forn y otros mandos policiales. Durante su declaración, Trapero negó ser parte de un plan político para permitir que se celebrase la consulta ilegal del 1-O.

Según informaron fuentes de su defensa, en aquellos encuentros Trapero transmitió su preocupación por la seguridad ciudadana puesto que dos millones de personas iban a salir a votar. Las mismas fuentes indicaronn que el ex jefe de los Mossos subrayó que en ningún momento nadie forzó al cuerpo de agentes catalanes a actuar tal y como lo hicieron -con pasividad y obstaculizando el trabajo de Policía y Guardia Civil- el pasado 1 de octubre.

De la misma forma, Josep Lluís Trapero transmitió en aquellas reuniones a los líderes de la Generalitat que trasladaron su malestar por las afirmaciones que había habido desde el Govern señalando que los Mossos iban a “facilitar y promover” la celebración del referéndum.