Las polémicas protagonizadas este fin de semana por el presidente del Parlament, Roger Torrent, primero en el Colegio de Abogados de Barcelona y después en la inauguración del MWC, han centrado el debate de la Junta de Portavoces, en la que Ciudadanos ha afeado al presidente de la Cámara no haber cumplido con su papel institucional para convertir sus intervenciones institucionales en “mítines de Esquerra”.

Así se lo ha recriminado primero el vicepresidente del Parlament, José María Espejo Saavedra, en la reunión de la Mesa, discusión que se ha reproducido después en la Junta de Portavoces por iniciativa de Carlos Carrizosa. El partido naranja ha conseguido el apoyo de PSC, pero la oposición del bloque independentista en la Mesa, que ha rechazado la reprobación de Torrent. El presidente del Parlament ha dejado claro que piensa seguir defendiendo a los “presos políticos” desde su plataforma institucional.

“Torrent se ha ratificado, seguirá haciendo mítines de ERC donde vaya”, ha lamentado la líder de C’s, Inés Arrimadas. “Ha reconocido que no piensa cambiar, por tanto para nosotros no representará a todos los diputados del Parlament”. La líder naranja ha lamentado que “los independentistas no han entendido cómo funciona la democracia, que no es lo mismo ser portavoz de un partido o representante del Parlament”.

ERC defiende que “era imprescindible que Torrent se quejara ante un monarca que no nos representa”

La queja de C’s ha indignado a los republicanos, cuyo portavoz, Sergi Sabrià, ha salido en defensa de la actuación de Torrent: “Era imprescindible que se quejara por un monarca que no nos representa. Era imprescindible que diera la cara porque no tenemos motivo para escondernos. Les cuesta aceptar la dignidad cuando te la ponen delante”, ha argumentado el portavoz de ERC.

Los socialistas catalanes han criticado también la actitud de Torrent, tras apoyar la queja de C’s en la Mesa. “Las personas que están al frente de las instituciones deberían representar a toda la ciudadanía y tener una actitud institucional en actos representativos”, ha señalado Eva Granados. La portavoz socialista ha pedido por ello una “actitud constructiva y de respeto institucional a la ciudadanía y de buena fe con las diferentes instituciones representadas”, tanto a Torrent como a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

El independentismo pretende perjudicar al Estado con la candidatura de Sánchez, pero son cosquillas, a quien perjudican es a las instituciones catalanas”

También el portavoz del PP, Alejandro Fernández, se ha referido a los desplantes de Torrent y Colau al Rey. Ferández ha expresado su sorpresa “ante la insistencia del independentismo por la estrategia de provocación y autolesión. Creen que boicoteando a la Monarquía la perjudican, y la Monarquía tiene los mejores datos de aprobación; a quien perjudican es al prestigio de Barcelona y el futuro del MWC”.

Lo mismo sucede, a su juicio, con “la insistencia de proponer candidatos con causas pendientes con la justicia. Creen que perjudican al Estado, pero el Estado es muy fuerte; son cosquillas, a quien perjudica es a los instituciones catalanas y al autogobierno de Cataluña”.