Los Mossos d’Esquadra «espiaron de forma ilegal» a petición de la Generalitat de Cataluña a representantes políticos, activistas, periodistas o entidades de perfil no independentista. Según el informe de la Policía Nacional sobre la documentación incautada el pasado 26 de octubre a la policía autonómica al que ha tenido acceso El Periódico, entre la documentación que estaban a punto de destruir en la incineradora de Sant Adrià del Besós había una gran cantidad de información sobre representantes políticos como Soraya Sáenz de Santamaría, Albert Rivera o Jorge Moragas, y periodistas como Albert Castillón, que ya ha anunciado que interpodrá una querella contra la policía autonómica.

El «departamento de espionaje ilegal» como lo define la Policía, «puso en marcha una serie de acciones con miembros de ese cuerpo para realizar tareas de vigilancias, seguimientos, así como grabaciones de conversaciones y toma de fotografías, de personas del ámbito político, periodístico, empresarial y social, que pudieran ser una amenaza para el proceso soberanista que estaba poniendo en marcha la Generalitat de Catalunya», recoge el informe.

Según el escrito enviado a la juez de la Audiencia Nacional, el objetivo de la Generalitat era «tener controlados» a un grupo concreto de personas contrarias a la independencia. Para ello, apunta, se llevó a cabo una operación ilegal para la que se utilizaron fondos reservados que uno de los documentos que iba a ser incinerado cifra en 161.101,22 euros en el año 2015.

Entre los papeles incautados, existe documentación sobre el desplazamiento y los dispositivos de seguridad llevados a cabo durante un acto de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en Cataluña. También sobre actos de Sociedad Civil Catalana a los que estaban invitados miembros del PP y Ciudadanos, así como periodistas.

Los mossos vigilaron la manifestación del 19 de marzo en Barcelona y puso el foco en los diputados de Ciudadanos en el Parlament Carlos Carrizosa, Susana Beltrán y Sergio Santamaría, al presidente del PP catalán Alberto Fernández Díaz, el periodista Albert Castillón o Mariano Gomá, entonces presidente de Societat Civil Catalana.

Además, entre la documentación incautada se ha recogido información sobre la Operación Cataluña y el listado completo de los 53.000 socios de la ANC con nombres y apellidos y DNI, documentos sobre el caso Pujol y varios informes sobre la organización independentista juvenil Arran y un dossier sobre la CUP.