Política

Boicotean la web en la que los agentes votan si aceptan la equiparación salarial

logo
Boicotean la web en la que los agentes votan si aceptan la equiparación salarial
El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, y los representantes de los agentes en la reunión en la que se alcanzó el preacuerdo.

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, y los representantes de los agentes en la reunión en la que se alcanzó el preacuerdo.

Resumen:

Los afiliados a los sindicatos de la Policía Nacional y a las asociaciones de la Guardia Civil (más de 100.000) tenían 54 horas para decidir si daban por buena la propuesta del Gobierno para recortar la brecha salarial con los Mossos d’Esquadra. La votación ha empezado esta mañana a las 9 horas y estaba previsto que se prolongara hasta el miércoles a las tres de la tarde, pero el servidor de la empresa contratada ha sufrido varios ataques, “encaminados a inhabilitar los servidores, a bloquear el servicio e inutilizar la estructura informática encargada de la votación. Se ha sobrecargado el ancho de banda del servidor y acaparado sus recursos hasta agotarlos, evitando así de forma dirigida y coordinada, que los compañeros pudiesen ejercer el libre ejercicio de decidir sobre su futuro”, informan fuentes sindicales.

Estas mismas fuentes recalcan que los niveles de seguridad fijados para realizar la votación “eran más que suficientes” y que, “pese a que las empresas contratadas son de referencia a nivel internacional, el boicot se ha consumado”.

En una circular conjunta, los cuatro sindicatos policiales y las ocho asociaciones de la Guardia Civil que actúan en unidad de acción han anunciado que en la mañana de este martes interpondrán una denuncia ante la Unidad Central policial correspondiente a fin de que “se investigue, hasta sus últimas consecuencias, el origen de este ataque, las personas que han participado en el mismo y sus nexos o conexiones”.

Los sindicatos policiales y las asociaciones de la Guardia Civil denunciarán hoy los hechos para que se llegue “hasta las últimas consecuencias”

En la última semana, la tensión ha subido de forma notable y la división entre Jusapol -la asociación que une a policías y guardias civiles y partidaria de rechazar el preacuerdo alcanzado por los representantes de los agentes con el Ministerio del Interior- y los sindicatos y asociaciones es palpable. Muchas de las organizaciones con representación en ambos cuerpos critican las imágenes difundidas por Jusapol en la que se aprecia quemando carnés de afiliados.

Precisamente el temor a que se pudiera boicotear la web a través de la que los agentes pueden votar ‘sí’, ‘no’ o ‘abstención’ llevó a los promotores de la votación a no difundir la dirección de la página entre los afiliados hasta el último momento.

“Que este ataque no es obra de aficionados da una idea el hecho de que la empresa que lo ha sufrido es la que cuenta con mejor valoración en España en actividades de ‘hosting’ (alojamiento de páginas), da servicio a más de un millón de dominios y, con 14 años de experiencia, tiene sedes y empleados en tres continentes”, denuncian en la circular. Y añaden: “Quienes han organizado este ataque, delictivo, ruin y que se enmarca en un contexto de tensionamiento del clima interno de ambos Cuerpos, no sólo van a tener que responder policial y judicialmente hasta las últimas consecuencias. No. También van a sufrir algo más importante: el fracaso. Porque este sondeo se va a realizar, va a llegar a culminarse y la opinión de los policías y guardias civiles va a ser escuchada”.

A través de su cuenta oficial en Twitter, Jusapol se ha desmarcado del boicot. “Jusapol no ha tenido nada que ver con el ataque de la web del voto por la equiparación. Podemos no estar de acuerdo con la votación, podemos no estar de acuerdo con el ‘sí’, pero nunca olvidamos lo que somos: policías”, ha escrito.

En este sentido, los sindicatos de la Policía Nacional y las asociaciones de la Guardia Civil interpondrán una denuncia en la Unidad Central policial especializada correspondiente “para que se investigue, hasta sus últimas consecuencias, el origen de este ataque, las personas que han participado en el mismo y sus nexos o conexiones”.

La votación, iniciada a las nueve de este lunes, ha quedado suspendida temporalmente y se trabaja ya para empezar desde cero la misma

“Somos policías nacionales y guardias civiles. Tenemos experiencia en combatir el delito y llegar hasta sus autores. Este caso no va a ser una excepción. Y quien ataca a ambos Cuerpos acabará siendo puesto a disposición judicial. De lo que nosotros dependa, será así aunque tengamos que perseguirle hasta las puertas del infierno”, advierten.

En el comunicado difundido en la noche de este lunes, los representantes de los agentyes informan de que durante las primeras horas hubo problemas con el acceso a la web de votaciones, “debido a una saturación por el elevado número de personas que accedían”. Pero lo que inicialmente parecía un problema técnico -habitual en estos casos- “ha ido adquiriendo unas dimensiones preocupantes conforme pasaban las horas, teniendo en cuenta que hemos recurrido a una empresa de solvencia internacional, con experiencia en estos asuntos y que trabaja con multinacionales”, detalla.

Finalmente, el portal de acceso “ha sido objeto de un ataque brutal, ajeno a cualquier problema técnico del servidor, que la empresa que da alojamiento al dominio considera es organizado”, continúa el comunicado, que asegura que se está analizando la información para obtener un análisis que determine “las características de este ataque mafioso, premeditado y delictivo”.

Plazos

Con respecto a la votación, ha quedado suspendida temporalmente como consecuencia de este ataque y se trabaja para empezar de cero “para no generar susceptibilidades entre quienes han votado”. Lo que no ha trascendido es si el plazo se mantendrá hasta el miércoles a las 15 horas como estaba previsto o se alargará ante la incidencia registrada en la noche de este lunes y si se mantiene para el jueves a primera hora de la mañana con el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, para trasladarles el resultado de la votación.

El dilema estriba en elegir entre una oferta posiblemente insuficiente para alcanzar la equiparación total pero que garantizaría que cada agente gane de media entre 561 y 720 euros brutos más al mes -según el Cuerpo- en 2020 o dejar pasar la oportunidad sin garantías de que puedan conseguirse mejores condiciones en el futuro. Interior ya ha avisado: es su último ofrecimiento.

En la noche del pasado martes, representantes de cuatro sindicatos policiales y ocho asociaciones de la Guardia Civil alcanzaron un principio de acuerdo con el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, por el que el Ejecutivo se compromete a destinar 807 millones de euros en tres años -al margen de la subida para todos los funcionarios públicos que se alcance en la mesa general para la Función Pública- para igualar los salarios de los agentes con los de las policías autonómicas. La cantidad es claramente inferior a los 1.500 millones que se demandaban, pero superior a la que el Ejecutivo ofrecía cuando una semana antes se rompieron las negociaciones.

Jusapol, la asociación que ha unido a policías nacionales y guardias civiles para reivindicar la equiparación salarial y que ha promovido masivas manifestaciones por todo el país en los últimos meses, considera insuficiente la oferta y la rechaza en redondo. En este bando se ha alineado también Alternativa Sindical de Policía (ASP), uno de los sindicatos que formaba parte inicialmente de la unidad de acción y que ha anunciado que no llamará a sus afiliados a votar.