«Necesitamos una mayoría más amplia, sólida y transversal para superar la división en bloques». En un artículo firmado conjuntamente y publicado en la web de ERC, Oriol Junqueras y Marta Rovira abogan por que el independentismo «entre en una nueva fase» cuyo objetivo prioritario debe ser ampliar apoyos antes de seguir adelante con la vía unilateral hacia la república. Junqueras y Rovira se suman así a la vía señalada hace una semana por el portavoz del partido en el Congreso, Joan Tardà, que fue sonoramente contestada desde sus socios de JxCat y la CUP.

El artículo llega además un día después de que Esquerra firmara con JxCat un principio de acuerdo sobre el plan de gobierno para conseguir el apoyo de la CUP a la investidura de Jordi Sánchez, en el que se comprometen con la celebración de una «multi-consulta» -han evitado volver a hablar de referéndum, como querían los antisistema- con la que ratificar las bases de la futura república catalana al final de esta legislatura.

Si la CUP insiste en la exigencia de unilateralismo y pureza revolucionaria, el texto firmado por el presidente y la secretaria general de Esquerra pide exactamente lo contrario: «contar hasta tres. Lo que genere consensos y complicidad hacia el proyecto republicano, adelante, lo que no, descartémoslo».

Junqueras y Rovira piden «contar hasta tres» antes de tomar decisiones y evitar «declaraciones altisonantes que no dejan nada»

Los máximos líderes republicanos reconocen en su artículo que el independentismo no tiene mayoría suficiente para imponer la vía unilateral, una tesis contraria a la de la CUP, que exige la implementación de la independencia en base a «la legitimidad del 1-O y el 27-O» sin atender al hecho de que el independentismo no llegó ni siquiera al 50% de los votos el 21 de diciembre.

Sin embargo, el acuerdo trasladado por JxCat y ERC a la CUP para recabar su apoyo a la investidura recoge el relanzamiento del proceso constituyente al margen del Parlament que culminará en la «multi-consulta» previa a la «redacción y aprobación de un texto con la propuesta de bases de una futura constitución de la república catalana» todo ello dentro de la presente legislatura.

Junqueras y Rovira no llegan a mencionar a los Comunes de Ada Colau, mucho menos al socialismo de Miquel Iceta, con quien la portavoz de JxCat, Elsa Artadi, ha dejado claro que no tienen nada de que hablar. Pero si advierten contra las «declaraciones altisonantes y los fuegos artificiales que después del espectáculo no dejan nada». Y señala que «cada paso, cada palabra que dificulta la construcción de estas mayorías amplias nos aleja» del objetivo.