Política Caso de los discos duros de Bárcenas

La tesorera del PP prescinde del abogado del partido tras ser procesada

Carmen Navarro ha prescindido de los servicios del letrado del Partido Popular Jesús Santos. Ahora la representa el penalista Enrique Molina

Carmen Navarro, tesorera del PP.

Carmen Navarro, tesorera del PP. EP

La tesorera del Partido Popular, Carmen Navarro, ha decidido prescindir del abogado de cabecera de dicha formación política, el fiscal en excedencia Jesús Santos, después de saber que tendrá que sentarse en el banquillo de los acusados por la destrucción de los discos duros de los ordenadores de su antecesor en el cargo, el también ex tesorero popular Luis Bárcenas.

Según ha podido saber El Independiente, Navarro comunicó el pasado mes de enero a la titular del Juzgado de Instrucción Número 32 de Madrid, la magistrada Rosa María Freire, que Santos -del bufete Baker and Mckenzie- dejaba de ejercer su defensa a favor de otro reconocido penalista, el letrado Enrique Molina.

Este último abogado también es fiscal en excedencia de la Audiencia Nacional y actualmente es socio del despacho Ramón y Cajal Abogados. Molina ha sido el letrado del ex juez Baltasar Garzón, el ex consejero madrileño Francisco Granados, la actriz Ana Duato, la cantante Ana Torroja o el ex secretario de las infantas Carlos García Revenga.

Tras conocer el procesamiento, Molina fue el encargado de redactar el escrito de defensa de Navarro de cara a la vista oral por el borrado de los ordenadores de Bárcenas. Dicho asunto preocupa enormemente al PP ya que, por primera vez, el partido ha sido procesado como persona jurídica en una causa judicial.

Pide que Bárcenas declare en el juicio

Lo cierto es que la decisión de Carmen Navarro de prescindir de Jesús Santos como abogado se produce después de que distintas voces dentro de su partido hayan mostrado su descontento con cómo ejerce la defensa del PP el ex teniente fiscal de la Audiencia Nacional.

Entre otras cuestiones, en las filas de la formación conservadora sentó muy mal que el día que la Sección Segunda de la Sala Penal del citado tribunal decidió citar en calidad de testigo al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el juicio de la Primera Época de la trama Gürtel, el letrado se ausentara del juicio antes de que se conociese dicha decisión histórica. Rajoy se enteró por los medios de comunicación de su citación.

Este cambio de abogado por parte de la tesorera popular se ha visto reflejado en su escrito de defensa donde Molina solicitó la declaración testifical de Bárcenas quien dijo en este procedimiento que el PP destruyó sus ordenadores sin su consentimiento y a sabiendas de que tenían información relevante de la Caja B. La gerente pide además ser absuelta y que se condene en costas a las acusaciones ejercidas por Adade, Izquierda Unida y Observatori DESC por someterla a una “pena de banquillo”.

Cuando la Audiencia de Madrid respaldó a Freire, la instructora decretó el procesamiento de Navarro; del asesor jurídico, Alberto Durán; del director de sistema de información del partido, José Manuel Moreno y del propio PP como persona jurídica por los delitos de daños informáticos y encubrimiento.

Comentar ()