El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha criticado este domingo que las decisiones judiciales puedan condicionar quién puede ser investido como presidente de la Generalitat: «No permitiremos que quien decida quién es el presidente sean los tribunales», ha asegurado.

«No permitiremos que quien decida las mayorías en el Parlament, que quien decida a quién se inviste, que quien decide quién es el presidente de la Generalitat de Cataluña sean los tribunales, sean los jueces, y no la ciudadanía», ha avisado en una intervención durante un concierto benéfico en Vic (Barcelona).

También ha exigido que los jueces tengan «respeto institucional», después de que el juez Tribunal Supremo Pablo Llarena denegara el permiso para que el candidato de JxCat a la Presidencia de la Generalitat, Jordi Sànchez, acuda al pleno del Parlament para ser investido.

Torrent se suma así a las protestas del sector independentista por la decisión del juez de no permitir la investidura del líder de la ANC encarcelado. Abrió la veda el ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, que este sábado acusó al magistrado de “usurpar la función que en democracia tiene el Parlament” por impedir que el candidato a president de JxCat, Jordi Sànchez, encarcelado en Estremera, pueda ser investido el lunes.

Puigdemont intervino telemáticamente en la reunión de trabajo que los candidatos y diputados del PDeCAT han celebrado en Vilafranca del Penedès (Barcelona), después de que el juez Llarena denegara el viernes tanto la libertad solicitada por Sànchez como el permiso para poder asistir al pleno del próximo día 12, que finalmente fue suspendido.

“¿De qué han servido las elecciones si el juez ha decidido? ¿Por qué un único juez, que no ha votado nadie, puede determinar si un diputado, que tiene todos sus derechos, puede ser o no presidente?”, se ha preguntado el ex presidente catalán.

“Un juez -ha proseguido Puigdemont- que usurpa la función que en democracia tiene el Parlament”, para preguntar de nuevo: “¿Es más importante un juez que más de dos millones de catalanes”.