El caso de Gabriel Cruz ha reactivado el debate sobre la prisión permanente revisable. Este jueves el Congreso de los Diputados debate una iniciativa para derogar esta pena máxima y el padre de Diana Quer, Juan Carlos Quer, ha iniciado una ronda de reuniones con todas las formaciones para pedir que se mantenga. Este lunes a las 17 horas se reunirá una delegación de Unidos Podemos encabezada por la portavoz parlamentaria Irene Montero, que unas horas antes de la reunión ha reafirmado su rechazo a la prisión permanente revisable.

«Nuestra obligación es buscar soluciones eficaces y esta no lo es», ha apuntado Montero antes del comienzo de la reunión de Rumbo 2020, el gobierno en la sombra de Podemos. La portavoz, que acudirá esta tarde junto con las diputadas Ione Belarra, Gloria Eilzo y Sofía Castañón, ha mostrado su solidaridad con la familia afectada: «Todas compartimos el dolor de esta familia que es comparable al de otras familias que han vivido situaciones semejantes»; ha expresado.

Este encuentro no cambiará la posición de Unidos Podemos, que se mantendrá a favor de la derogación de la prisión permanente revisable, aunque Montero ha detallado que escucharán las peticiones de la plataforma, en la que también se encuentra el padre de la niña Mari Luz, Juan José Cortés y la presidenta de la Asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella Ruiz. «Expresaremos a esaa familias que nuestra posición ha sido siempre la misma. El objetivo de esa reunión es escuchar sus demandas porque es una reunión que se produce a petición suya y lo que nos corresponde es escuchar».

El diputado morado Juan Antonio Delgado se ha mostrado más contundente y ha señalado que «en Estados Unidos hay pena de muerte y no vemos que baje la criminalidad» y que «endurecer las penas no quiere decir que se eviten estas cuestiones y que baje, lo que tiene que haber es más educación», ha defendido el parlamentario por Cádiz en el programa Al Rojo Vivo de La Sexta. «Estas situaciones que pasan seguirán pasando», ha señalado Delgado, considerando que este tipo de acciones «van en la condición humana».

Quer recaba apoyos

Juan Carlos Quer ha iniciado una recogida de firmas en rechazo a la derogación de la prisión permanente revisable y pide a los grupos que no la deroguen, a la espera de que se pronuncie el Tribunal Constitucional. El PNV presentó esta iniciativa al considerar que esta pena responde únicamente a una «función vengativa» de la Justicia, y socialistas y morados se han mostrado a favor de la propuesta, sumando una mayoría suficiente para derogarla. Quer ya se reunió la semana pasada con PP, Ciudadanos y PSOE.

El PP, contrario a la derogación, ha presentado un texto alternativo al del PNV que se debatirá también este jueves y en el que pide ampliar los casos en los que se aplique prisión permanente. Ciudadanos, que también ha presentado un texto alternativo, se comprometió con Quer a no derogar esta medida y mantenerse a la espera del Tribunal Constitucional se pronuncie sobre ella. El PSOE, favorable a tumbar esta pena, se comprometió a la «reflexión» pero no ha cambiado oficialmente su posición.

En la actualidad, la prisión permanente revisable contempla ocho supuestos de aplicación: asesinato de menor de 16 años o persona especialmente vulnerable; asesinato subsiguiente a un delito contra la libertad sexual; asesinato cometido por miembro de organización criminal; asesinato múltiple; asesinato terrorista; homicidio del jefe del Estado o heredero; homicidio de jefes de Estado extranjeros; y genocidio o crímenes de lesa humanidad.

El Partido Popular, en su escrito, añade cinco nuevos delitos para estos casos: asesinato con obstrucción de la recuperación del cadáver -un caso en el que podría incluirse el de Marta del Castillo-, asesinato después de secuestro, violaciones en serie, violación a un menor tras privarle de libertad o torturarle, y muertes en incendios, estragos en infraestructuras críticas o liberación de energía nuclear o elementos radiactivos.