La falta de apoyo del PSOE para frenar la derogación de la prisión permanente revisable no ha sido bien visto por las familias de las víctimas, que este jueves han mostrado su enorme “decepción” por su actitud y por lo que consideran una desafortunada intervención del portavoz socialista Juan Carlos Campo. Pero tampoco por la Asociación Clara Campoamor, que ha acudido en defensa de las víctimas al debate. Su presidenta, incluso, ha pedido perdón como socialista por la actuación del PSOE, algo que han rechazado de plano miembros del partido, que han cargado contra ella.

Blanca Estrella Ruiz, presidenta de la asociación, ha arremetido duramente contra la formación de Pedro Sánchez. Ha reconocido sentir “vergüenza” como miembro de un partido que su familia ayudó a fundar. Reproches que en el seno del PSOE han recibido con sorpresa por provenir precisamente de un miembro reconocido socialista que forma parte de una institución afín al partido. “Es la menos indicada para dar lecciones”, han señalado fuentes del partido, que han salido en defensa de Campo y de su intervención asegurando que “Juan Carlos Campo tiene una larga trayectoria como juez y tiene como mínimo la misma sensibilidad que ella al hablar de las víctimas”.

La presidenta de la Clara Campoamor es “la menos indicada para dar lecciones”, según miembros del PSOE

La Asociación Clara Campoamor fue fundada en 1985 por un grupo de mujeres del movimiento feminista para defender los derechos de la mujer y ha participado en la elaboración de leyes socialistas como la de Violencia de Género. Si bien ha acompañado a familiares de algunas de las víctimas que este jueves han acudido al Congreso como el padre de Diana Quer o el de Mariluz en movilizaciones a favor de la prisión permanente revisable, miembros de PSOE no entienden su presencia en este debate con las familias. “No sé qué pinta con los familiares de las víctimas”, inciden.

En rueda de prensa, Blanca Estrella Ruiz se mostraba “engañada” y “decepcionada” con el PSOE y con su secretario general, Pedro Sánchez. Ha reconocido que apoyó su candidatura en las primeras elecciones primarias a las que se presentó, entre otros motivos porque prometía que los militantes iban a decidir, pero considera que Sánchez “ha incumplido” aquella promesa, por ejemplo, cuando decidió recurrir ante el Tribunal Constitucional la prisión permanente. “A mí no me consultó -ha apuntado-. Él quiere una cosa y la hace, y todo lo demás le da igual”. En cuanto a la intervención de Campo, considera que supone “un insulto a las familias”.

Para los socialistas, que aseguran compartir el dolor de las víctimas, la representación de Blanca Estrella Ruiz con las familias en un asunto como este no es la más adecuada porque incluye a “una socialista que está contra lo que nosotros pensamos” y a su juicio también podrían incorporar a otra persona que no lo esté para tener dos visiones distintas.

Como asociación feminista, la Clara Campoamor se ha personado como acusación particular en algunos casos de violencia de género que han acabado con el fallecimiento de mujeres maltratadas defendiendo en ellos la pena máxima para el agresor. Esto es, la prisión permanente revisable. Es por esto que su presidenta ha querido estar presente en un día como este y, aunque dolida con su partido, confía en que la movilización ciudadana contribuya a no derogar esta pena.