La Guardia Civil, en rueda de prensa, ha explicado todos los detalles del dispositivo de búsqueda y de la investigación sobre el caso del niño Gabriel Cruz. Juan Jesús Reina, comandante de la UCO, que ha querido agradecer el trabajo de los 3.000 voluntarios, ha asegurado que el caso dio un giro cuando Ana Julia encontró la camiseta de Gabriel.

«Ella es la que le dice a Ángel que busquen por aquella zona. El padre de Gabriel se encuentra próximo a Ana Julia pero no estaba con ella cuando encontró la camiseta», ha asegurado. «Nosotros teníamos a Ana Julia estudiada y ya habíamos detectado ciertas anomálias pero nada más, pero al surgir el hito de la camiseta coge fuerza la línea de investigación sobre ella. Desde entonces la sometemos a un seguimiento y vemos que con frecuencia se desplaza a una vivienda que Ángel tiene a 5 km de Las Hortichuelas, pero siempre acompañada», ha añadido.

Por eso, según Reina, fue tan importante el día 11 de marzo, cuando Ana Julia realiza el mismo recorrido pero esta vez en solitario. «La seguimos y llega a esta viviendo y observamos como saca del jardín unos tablones y desentierra un cuerpo de una persona menuda. Lo mete en el maletero y es seguida por el equipo de seguimiento. Es en ese momento cuando se encuentra el cuerpo de Gabriel en el maletero y Ana Julia es detenida».

Una vez que encontraron el cuerpo este fue trasladado al Anatómico Forense de Almería donde «la autopsia reveló que Gabriel murió el mismo día de su desaparición y que la muerte se había producido por asfixia».

«Ana Julia confiesa delante de su abogado la autoría de los hechos y que había arrojado el resto de la ropa en un contenedor», ha asegurado Reina y ha añadido que «desde la Guardia Civil no tenemos indicios para pensar que haya terceras personas implicadas». «El niño muere por asfixia. Entrar en detalles innecesarios que solo pueden entrar en la familia y al recuerdo de Gabriel, pues no lo vamos a hacer», ha recalcado.

En relación al móvil, Reina ha sugerido que Ana Julia tenía celos de la relación de Gabriel con la que entonces era su pareja, Ángel. «Desde un punto de vista policial era una persona con una gran ambición económica», ha añadido. «Desde un punto de vista policial pensamos que es una persona con una frialdad máxima, posesiva, egocéntrica», ha asegurado. Además, los investigadores aseguran que están convencidos de que tienen «la carga de prueba para demostrar los hechos».