El Ayuntamiento de Madrid ha reconocido este viernes que Mmame Mbage, el mantero senegalés fallecido en la tarde de este jueves en el barrio de Lavapiés, no huía de la Policía en el momento en el que cayó desplomado al sufrir presumiblemente un infarto de miorcardio sino que se dirigía andando a la zona en la que reside.

Según ha detallado José Javier Barbero, delegado municipal de Seguridad, Mbage se encontraba con un grupo en la Puerta del Sol cuando se desplegó un operativo policial contra la venta ambulante. El fallecido decidió marchar hacia la Plaza Mayor, donde coincide con otros amigos, y a continuación continuó hasta Lavapiés. Y fue cuando transitaba por la calle del Oso cuando el inmigrante se desplomó, entre 15 y 20 minutos después de la actuación en Sol.

Según el testimonio de los policías municipales que se personaron en el lugar de los hechos, difundido por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), “Mmame Mbage se empezó a encontrar cansado y así se lo comunicó a un amigo, que le acompañó hacia su casa”.  “Fue durante ese trayecto, entre el número 9 y 11 de la calle Oso del distrito de Lavapiés, cuando esta persona se desplomó, según testificó tanto su acompañante como una mujer que paseaba a su perro cerca del lugar y que señaló que, en un primer momento, pensó que el hombre se había tropezado”, ha añadido el sindicato.

Mmame Mbage se empezó a encontrar cansado y así se lo comunicó a un amigo, que le acompañó hacia su casa”, aseguran los policías municipales que lo atendieron

“Los hechos hablan de que ni en el momento de la parada cardiorrespiratoria ni en los minutos anteriores hubo ningún tipo de intervención policial frente a él o con él, sino que iban andando hacia la zona en la que ellos viven”, ha detallado Barbero, quien ha asegurado que el fallecido era mantero si bien no ha podido precisar si en el momento en el que sufrió el infarto de miocardio portaba una manta para la venta de artículos.

El titular de Seguridad ha asegurado que el Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha ya una investigación, en la que se analizará la grabación del aviso del incidente al 112, la minuta en la que la Policía Municipal detalla su intervención, el informe del SAMUR y se escuchará a los testigos que se encontraban en el lugar de los hechos cuando se produjo el fallecimiento.

Igualmente, ha informado el delegado de Seguridad, se solicitarán las grabaciones de las cámaras instaladas en el que recorrido que siguió Mmame Mbage desde la Puerta del Sol hasta el punto de Lavapiés en el que cayó fulminado. Ésta es la cronología de los hechos:

  • 16.54 horas. La central del 112 en Madrid recibe la primera de las llamadas de testigos alertando de la presencia de un hombre a la altura del número 10 de la calle Oso que se ha desplomado a suelo y está convulsionando, pero mantiene el pulso. El 112 transfiere inmediatamente el aviso al SAMUR, el servicio municipal de atención sanitaria de urgencias y emergencias.
  • 17.01 horas. Una patrulla de la Policía Municipal comunica a su central que el hombre había entrado en parada cardiorrespiratoria y que se disponía a practicar las maniobras de reanimación a la espera de la llegada de los servicios médicos. Los agentes pasaban fortuitamente por la zona y se aprestaron a auxiliarlo, percatándose enseguida de que había perdido el pulso.
  • 17.04 horas. Llega a Lavapiés la primera unidad del SAMUR, justo diez minutos después de que el 112 hubiera recibido la primera llamada de un ciudadano alertando de la situación. La dotación médica practica durante unos 45 minutos maniobras de reanimación al senegalés sin poder hacer nada por salvarle la vida y a las 17.50 horas certifica la muerte de Mmame Mbage, de 35 años y desde los 21 en situación irregular en España.
  • 20.50 horas. La Policía Municipal pide cobertura a la Policía Nacional ante la multitud que se había congregado en la zona con actitud agresiva, que impedía la salida del furgón de la funeraria que debía trasladar el cuerpo sin vida del hombre hasta el Instituto Anatómico Forense de Madrid para que se le practique la autopsia, que determinara las causas del fallecimiento. La Jefatura Superior envía unidades de la Unidad de Intervención Policial (UIP) y de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) ante los altercados que provocan los allí congregados. El enfrentamiento con la policía se salda con la detención de seis personas de nacionalidad española -entre ellas una mujer y un menor- y con una decena de agentes heridos de diversa consideración. Se registran diversas barricadas con contenedores y vehículos a los que se les prende fuego, lo que requiere la presencia del Cuerpo de Bomberos. Entre los daños materiales destacan los destrozos provocados en tres sucursales bancarias.
  • 1.30 horas. La Policía Nacional da por controlada la situación tras los violentos disturbios provocados a raíz del fallecimiento del hombre de nacionalidad senegalesa. Los altercados se han repetido durante toda la mañana de este viernes.