Un bulo difundido por las redes sociales atribuyendo la muerte del mantero senegalés Mmame Mbag a la supuesta persecución de la que estaba siendo objeto por parte de la Policía encendió la mecha y avivó los graves disturbios registrados en el barrio madrileño de Lavapiés a finales de la pasada semana, con enfrentamientos de manifestantes con los agentes y graves destrozos en el mobiliario urbano, vehículos aparcados y entidades financieras.

No sólo no era perseguido el fallecido en el momento en que cayó desplomado al suelo sino que policías municipales intentaron reanimarlo sin éxito mientras llegaba el servicio de emergencia sanitaria, como han acreditado testigos. Pero el rumor, alimentado por destacados dirigentes de Podemos a través de Twitter, ya se había extendido. Ésta es la cronología de los hechos de Lavapiés desde que al filo de las 17 horas del jueves el 112 recibe la primera llamada alertando de que una persona se encontraba desplomada en el suelo hasta que, 72 horas después, la alcaldesa Manuela Carmena comparece ante los periodistas para defender la gestión de su gobierno y descartar dimisiones.

16.54 horas del jueves 15 de marzo. Se produce una primera llamada al 112 en Madrid: un hombre de origen africano se habría desplomado a la altura del número 10 de la calle del Oso, entre la calle de Embajadores y la Plaza de Nelson Mandela. En esta última, en pleno Lavapiés, se congregan cada noche pacíficamente sin papeles subsaharianos, magrebíes y hay cierto menudeo de hachís y marihuana. Cuando el 112 traslada la información al Servicio de Emergencias Municipal Samur, el afectado mantiene el pulso entre fuertes convulsiones.

17.01 horas. Una patrulla de policías municipales que rondaba la zona acude a la calle del Oso. Todavía no ha llegado el Samur, pero falta poco. Los agentes practican maniobras de reanimación al desplomado, que no reacciona y ha perdido el pulso. Una cámara les graba: las imágenes aparecerán en La Sexta cuatro días después.

17.04 horas. A los tres minutos de llegar la Policía Municipal aparece el Samur, que ostenta el mérito de ser uno de los servicios de emergencias más eficaces de Europa. Habían pasado diez minutos de la llamada a este servicio por parte de un ciudadano. Continúan las maniobras de reanimación, ya con más medios, pero el afectado no se mueve. Al personarse antes la Policía, ya ha quedado grabado en la retina de algunos testigos que los agentes tienen algo que ver con el desplome de la víctima.

17.50 horas: El médico del Samur certifica el fallecimiento de Mmame Mbage, senegalés de 35 años y desde los 21 en situación irregular en España.

19 horas. La tensión va in crescendo en el barrio tras conocerse la muerte del mantero, pero todavía no se ha desbocado. Se congrega una muchedumbre cada vez más grande en torno al fallecido. Las imprecaciones y gritos aumentan. Salvando las distancias, la situación recuerda a otra gran pelea en la misma plaza ocurrida en julio de 2016 entre personas inmigrantes.

20.50 horas. La Policía Municipal no puede escoltar al furgón de la funeraria que trasladará el cuerpo sin vida de Mmame Mbage al Instituto Anatómico Forense por culpa del tumulto: los principales medios publican que un mantero ha fallecido de un infarto tras huir de la Policía, que lo estaría persiguiendo. Los agentes solicitan cobertura a la Policía Nacional. Poco antes de las 21 horas empiezan a volar sillas del café Baobab (el único que da a la plaza) y a arder papeleras. A un vecino de la calle del Oso que graba cómo un grupo prende fuego a un contenedor le sustraen y le rompen el móvil. Se forman barricadas que obligan a intervenir a la Unidad de Intervención Policial (UIP) y a la Unidad de Prevención y Reacción (UPR). También a los bomberos.

La Plaza Nelson Mandela se convierte en escenario de una gran batalla campal, que se extiende hasta la Plaza de Lavapiés por la Calle del Amparo. Aparecen concejales de Ahora Madrid. Los altercados van a durar casi cinco horas y dejan un total de seis detenidos -de nacionalidad española-. Se producen daños en tres sucursales de banca (Bankia, La Caixa). La estación de Bicimad de Nelson Mandela aparece destrozada. Hay fuego en varios puntos.

22.49 horas. Juan Carlos Monedero, uno de los fundadores de Podemos, lanza el siguiente tuit a través de su cuenta oficial: “Aquí, en Lavapiés, ha muerto esta noche Mmame Mbage, un inmigrante perseguido por la policia. Cuánto dolor innecesario. ¿No basta la tragedia de ser inmigrante? “. Ese comentario acumula 857 retuits y 1.334 ‘me gusta’.

23.21 horas. “Lamento muchísimo la muerte de un ciudadano en . Desde el Ayuntamiento investigaremos a fondo lo sucedido y actuaremos en consecuencia. Toda mi solidaridad con familiares y amigos”. Así se expresa la alcaldesa de Madrid, Manuel Carmena, a través de un tuit que lanza desde París, adonde se había desplazado para participar en un congreso de la Unesco sobre la financiación de la lucha contra el cambio climático. Fueron sus escuetas declaraciones mientras Madrid sufría graves disturbios por la propagación de un bulo: la supuesta muerte del joven mantero senegalés mientras era perseguido por la Policía.

23.46 horas. La concejala Anticapitalista y de Ganemos, Rommy Arce, que había sido reprobada en noviembre pasado, publica un tuit (la fecha que aparece es errónea) tildando la muerte del mantero senegalés de “xenofobia institucional”. Por ese tweet la oposición hoy pide la dimisión de Arce y un sindicato policial la ha denunciado.

1.30 horas. La situación está bajo control después de que la Policía Nacional practicara varios arrestos, entre ellos una mujer y un menor.

A partir de las 11 horas del viernes 16 de marzo. Amigos del senegalés Mbage y personas de origen subsahariano se congregan de nuevo en la Plaza Nelson Mandela. Empiezan a surgir dudas sobre la persecución policial, que poco después quedarán disipadas. Vuelven a volar sillas ante las cámaras de televisión. El coche del embajador de Senegal accede a Lavapiés, pero el diplomático no sale ya que hay enfrentamientos no ya con la policía sino entre los propios manifestantes. La confusión es total.

11.05 horas. El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez Almeida, arremeta contra Carmen por cuestionar la labor de la Policía Municipal. “Estamos en hablando con comerciantes que hoy no han podido abrir sus negocios, o con vecinos a los que les tiraron piedras por protestar contra los disturbios. Manuela Carmena está en París, ha puesto un tuit, sí: cuestionando la labor de , escribe en Twitter.

11.30 horas. La policía asegura en un atestado policial que el mantero fallecido no huía de un control policial, y que el operativo contra el top-manta se había desarrollado en el entorno de la Puerta del Sol.

12.20 horas. Monedero vuelve a utilizar Twitter para opinar sobre la muerte del joven senegalés: “Nadie debiera morir por intentar ganarse la vida. Desde Lavapiés. Que no enfrenten a pobres contra pobres. Entro en “.

13 horas. Rueda de prensa del delegado de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, José Javier Barbero. Éste forma parte de una escisión de Ganemos -denominada Movimiento 129-junto con Guillermo Zapata y Celia Mayer. Barbero confirma la versión de la autopsia policial: Mmame Mbage no huía de los agentes cuando cayó desplomado mientras se dirigía a su casa.

Viernes por la tarde. Lavapiés es de la izquierda, y por eso una manifestación para protestar contra la muerte de Mbage consigue prácticamente llenar la plaza de Nelson Mandela. Al día siguiente se celebrarán dos grandes marchas en Madrid por las pensiones públicas bastante cerca del lugar de los hechos. La Plataforma de Vecinos de Lavapiés, un movimiento vecinal crítico con el Ayuntamiento y nacido durante esta legislatura, convoca una concentración que termina siendo testimonial.

Lunes 19 de marzo por la mañana. Carmena comparece por primera vez ante los periodistas tras los graves incidentes registrados a finales de la semana anterior para defender la actuación de su gobierno ante los disturbios que siguieron a la muerte por causas naturales de Mmame Mbage y para descartar destituciones en su gabinete, como le exigía la oposición.

El sindicato Unión de Policía Municipal (UPM) interpone una querella contra Juan Carlos Monero, la concejal Rommy Arce y el portavoz de los manteros, Malick Gueye, por la posible comisión de un delito de incitación al odio contra la Policía.