Las Cortes de Aragón han instado al Gobierno a que aplique las medidas necesarias para que el próximo curso, en los colegios con código de vestimenta, no se diferencie por sexo y se respete la expresión de la identidad de género y, por lo tanto, que las niñas puedan elegir llevar pantalón y no falda.

El diputado autonómico de Podemos Carlos Gamarra, durante la defensa de su iniciativa, ha hecho referencia a la falta de igualdad entre chicos y chicas, que tiene una de sus expresiones en la obligatoriedad de que las niñas lleven falda en los colegios en los que está establecido el uniforme. La proposición no de ley ha salido adelante con el voto afirmativo de todos los grupos, excepto el PP, que se ha abstenido.

La proposición no de ley ha salido adelante con el voto afirmativo de todos los grupos, excepto el PP, que se ha abstenido

La diputada del PP Marián Orós ha calificado el debate de «cachondeo» y ha dicho que es «cansino» que Podemos «eleve a lo crucial lo que es insustancial» y que «distorsione la realidad». Se ha preguntado si de verdad llevar falda limitará a las niñas en el futuro y si aún se considera al pantalón un signo de igualdad, porque lo que representa en realidad es la comodidad.

Ni uno solo de los 31 colegios sostenidos con fondos públicos que tienen código de vestimenta obliga a las chicas a llevar falda, ha agregado, y ha dicho que la gran mayoría de las niñas optan por la falda, y hacen las mismas cosas que los chicos, ha precisado.

Por el PSOE, Olvido Moratinos se ha referido a la «autonomía de los centros» para decidir su código de vestimenta, pero que esta tiene condicionantes, marcados por la gratuidad en la etapa obligatoria y por el respeto entre hombres y mujeres. Y ha añadido que la administración debe intervenir frente a las prácticas de los colegios que exijan uniformes que atentan contra esa igualdad y gratuidad.

En Podemos acaban haciendo una discriminación cuando hablan de alumnas, porque también los chicos podrían decidir llevar falda, ha dicho la diputada del PAR María Herrero, quien ha vaticinado que los colegios que no aceptan dar libertad en su código de vestimenta no tendrán ningún problema en hacerlo.

La portavoz de Ciudadanos, Susana Gaspar, ha considerado que la iniciativa «en poco o nada» ayuda a la igualdad real, y que solo replica estereotipos que los propios colegios han ido ya corrigiendo. Por el Grupo Mixto, Gregorio Briz (CHA) ha considerado que, «por lógica democrática», los colegios «modernos», en el siglo XXI, tienen este asunto «normalizado», porque cualquier persona tiene su propia identidad y puede elegir «cómo ir dentro de un código de libertad».