La Fiscalía Superior de Cataluña ha ordenado incoar diligencias de investigación al candidato de JxCat a presidir la Generalitat, Jordi Turull, por presuntamente poner parte de su patrimonio a nombre de su esposa estando investigado por el referéndum del 1-O.

Según el escrito del fiscal recogido por Europa Press, Turull puede haber cometido un delito de alzamiento de bienes del que pueden ser responsables él y su mujer. La Fiscalía contra la Corrupción constató que ambos formalizaron un negocio jurídico el 8 de junio de 2017, por el que él «se desprendió de una parte importante de su patrimonio» en favor de ella, y que además está investigado por el TS, que le podría reclamar responsabilidades civiles que deba satisfacer.