El ex conseller Lluís Puig, quien se encuentra huido en Bélgica, ha explicado este martes que el ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont (JxCat) y el ex conseller Toni Comín (ERC) están dispuestos a dejar el acta de diputados en el Parlament para evitar unas nuevas elecciones.

En declaraciones a Rac1 recogidas por Europa Press, ha asegurado que «Puigdemont y Comín decían que, si era necesario, antes que ir a elecciones estaban dispuestos a ceder el acta de diputado».

De las actas de Puigdemont y Comín depende la mayoría de JxCat y ERC para poder investir a un presidente

De las actas de diputado de Puigdemont y Comín depende la mayoría de JxCat y ERC para poder investir a un presidente y desbloquear la legislatura: ninguno de los dos puede votar porque están en el extranjero y sin sus votos se necesita el apoyo de la CUP. Lluís Puig también ha reivindicado que el nuevo Govern debe desplegar una hoja de ruta republicana: «Hacer un Govern autonómico pensando en que la gente saldrá de la cárcel es una mentira, un retroceso y alargar durante muchos años la cárcel de los que ya están dentro».

Ha explicado que no se arrepiente de nada y que no ha tenido la tentación de regresar a España desde que huyó a Bruselas hace cinco meses: «Volver a un país en el que al fascismo se le ha caído la careta y se comporta como se comporta no es tentador». Y ha dicho que ningún país de Europa comprende que se pida «la misma pena para los terroristas que para unas personas que ganaron las elecciones y que intentaron cumplir con un compromiso con los ciudadanos de manera pacífica, cívica y democráticamente».

Sobre la oferta del PSC de conformar un Govern de concentración que cumpla la ley y recosa Catalunya en beneficio de todos los ciudadanos, Puig ha destacado que «ojalá el PSC reconociera que se equivocó apoyando el 155: mientras no lo haga no entrará nunca un Govern de concentración».