Rusia ha expulsado este viernes a dos diplomáticos españoles en represalia por la medida similar anunciada este lunes por el Gobierno de España en solidaridad con el Reino Unido por el envenenamiento del ex espía Serguéi Skripal en territorio británico.

El embajador de España en Moscú, Ignacio Ybáñez, ha sido convocado hoy a la sede del ministerio ruso de Exteriores para comunicarle que dos diplomáticos españoles han sido declarados «persona non grata», según informaron a Efe fuentes de la Embajada española en la capital rusa.

No ha sido la única medida anunciada por el Kremlin, ya que el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso ha convocado este viernes a los embajadores y representantes de los países que en los últimos días han adoptado «acciones hostiles» contra Rusia con el fin de informarles de medidas en reciprocidad por parte de Moscú.

Según ha informado el departamento que dirige Sergei Lavrov en un comunicado, se ha convocado «a los responsables de las misiones diplomáticas acreditadas en Rusia de una serie de países que emprendieron acciones hostiles contra Rusia ‘en señal de solidaridad’ con Reino Unido por el caso Skripal».

Además de España, según la agencia Reuters ya han desfilado por el Ministerio en Moscú los embajadores de Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Polonia y Países Bajos, así como los representantes de República Checa, Ucrania, Bélgica, Croacia, Suecia, Australia y Canadá.

Francia y Alemania decidieron el lunes la expulsión de su territorio de cuatro diplomáticos rusos, mientras que otros países de la UE, entre ellos España, optaron por la expulsión de dos, y otros de uno. Además, otros estados miembro como Portugal han optado por llamar a consultas a sus embajadores en Moscú.

Moscú actúa de manera recíproca

Según las informaciones que están llegando desde las distintas capitales europeas, el Gobierno ruso ha actuado en reciprocidad y está ordenando la salida del país del mismo número de diplomáticos que los expulsados por estos de su territorio.

Así, la embajadora holandesa ha confirmado en declaraciones a la prensa que Rusia expulsará a dos diplomáticos, mientras que el Ministerio de Exteriores de Italia ha informado de la salida de dos de sus diplomáticos en el plazo de una semana por orden de Moscú.

También han anunciado la salida de diplomáticos de sus legaciones, Polonia (cuatro), Lituania (tres), Suecia (dos), Letonia (uno) y Finlancia (uno), así como al encargado militar estonio. Por otra parte, el Ministerio de Exteriores ruso ha explicado que al embajador británico en Moscú, Laurie Bristow, se le ha trasladado la protesta de Rusia por orquestar las expulsiones de diplomáticos rusos en otros países.

Según un comunicado oficial, se le ha trasladado «una enérgica protesta por las acciones provocativas e injustificadas de Reino Unido que inspiraron la expulsión sin fundamento de diplomáticos rusos de varios estados». Asimismo, se ha informado a Reino Unido de que debe recortar la plantilla de sus misiones en Rusia hasta el número del personal diplomático ruso en suelo británico en el plazo de un mes.

Por otra parte, el Ministerio de Exteriores ruso ha asegurado que Moscú está dispuesto cooperar con Londres sobre el caso Skripal «tanto en el marco de los formatos y mecanismos jurídicos internacionales, como a nivel bilateral».