La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha reaccionado este jueves a las nuevas informaciones sobre su máster descartando dimitir y asegurando que es una «buena noticia» que la Fiscalía investigue el caso tras las denuncias de sindicatos de estudiantes y de la propia universidad.

Cifuentes ha defendido que ella fue la primera en poner el caso «en conocimiento de los tribunales» y ha reclamado que «todo el mundo» asuma «las responsabilidades que se tengan que asumir».

En declaraciones a los medios tras abandonar la Asamblea de Madrid, la presidenta madrileña ha asegurado no tener nada que ver con el acta falsificada del supuesto tribunal que juzgó su Trabajo de Fin de Máster con un 7,5. Ese acta fue uno de los documentos que aportó Cristina Cifuentes para defender la legalidad de su titulación, sin embargo, este jueves la profesora Alicia López de los Mozos, que era en teoría la presidenta de ese tribunal, ha declarado que su firma en ese documento está falsificada, que nunca formó parte de ese tribunal y que jamás evaluó a la presidenta madrileña.

«No corresponde a ningún alumno determinar qué personas forman parte de los tribunales. Es algo que dentro de la investigación tendrá que determinarse», ha dicho Cifuentes, que este miércoles en su comparecencia en la Asamblea ya prescindió de mostrar ese documento, cuando las sospechas sobre su falsedad ya habían aparecido tras la información aportada por El Confidencial. Cifuentes ha vuelto a recalcar que fue un documento remitido por el rectorado de la universidad, y que su equipo se limitó simplemente a distribuirlo a los medios de comunicación.

En cualquier caso, este documento del tribunal, desmentido por su supuesta presidenta, era la única prueba de que Cristina Cifuentes había realizado, defendido y aprobado su TFM en el máster de Derecho Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos.