Política

La UCO sospecha que Granados oculta un botín de 30 millones en paraísos fiscales

El Principado de Mónaco ya ha remitido la documentación a la Audiencia Nacional. El juez está a la espera de que se traduzca el material para poder analizarlo. Granados, tras ser detenido, dijo a su círculo de confianza que escondió 30 millones en dicho país

Francisco Granados, el pasado 13 de marzo en la comisión de investigación del Congreso de los Diputados.

Francisco Granados, el pasado 13 de marzo en la comisión de investigación del Congreso de los Diputados. EFE

El ex consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, siempre ha sostenido, tanto ante los medios de comunicación, como ante los instructores del caso Púnica –primero el juez Eloy Velasco y ahora su colega Manuel García Castellón-, que la única irregularidad que había cometido fue la de mantener oculto en una cuenta en Suiza 1,3 millones de euros entre 1996 y 2000, dinero que provenía de su actividad como analista y director de inversiones en Société Générale.

Sin embargo, tanto el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional, el magistrado Manuel García Castellón, como las fiscales Anticorrupción, Carmen García Cerdá y María Teresa Gálvez, y la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) sospechan que el ex dirigente del Partido Popular acumuló una importante fortuna que todavía no han podido detectar y que supera con creces la cifra anteriormente mencionada. No en vano llevan desde que estalló el caso Púnica tratando de dar con el paradero del dinero opaco del ex consejero madrileño.

Granados contó a su círculo de confianza, tras ser detenido en 2014 por la Audiencia, que tenía oculto un botín de 30 millones que la justicia no encontraría

Según ha podido saber El Independiente de fuentes de toda solvencia, Granados le hizo llegar a su círculo de confianza, tras ser detenido en 2014 por la Audiencia, que tenía oculto un botín de 30 millones que los investigadores iban a ser incapaces de hallar. Y que escondía ese dinero en el Principado de Mónaco. De hecho, según informan fuentes del caso, el ex consejero madrileño y ex alcalde de Valdemoro se jactó de que su fortuna “jamás” sería incautada ni bloqueada.

Estos hechos son conocidos por la Guardia Civil que solicitó a finales de verano al juez García Castellón que librara una comisión rogatoria a Mónaco en busca de la fortuna del que fuera hombre de confianza de Esperanza Aguirre. Aunque los investigadores no saben a ciencia exacta cuánto dinero amasó Francisco Granados dan veracidad a ese testimonio ya que cuadra con lo que se ha ido conociendo a lo largo de estos tres años y medio de investigación.

Mónaco contesta a España

No en vano el pasado mes de septiembre el magistrado solicitó la cooperación jurídica internacional al citado estado después de detectar que su ex socio, el constructor Ramiro Cid, abrió dos cuentas en dos bancos de dicho país que pudieron servir al ex alto cargo de la Comunidad de Madrid para ocultar su fortuna. El problema radica en que los fondos de una de esas cuentas fueron transferidos al paraíso fiscal de Isla Mauricio.

En el auto donde el instructor solicitó dicho auxilio judicial recalcó que “a sabiendas de que Cid había dispuesto de una cuenta en Mónaco, cancelada, y transferidos los fondos a una entidad de banca privada de Isla Mauricio -considerada un paraíso fiscal-, sería necesario determinar si esta estructura bancaria en el exterior habría sido usada para titular en el extranjero bienes de Granados».

Los investigadores creen que Granados ha recibido mordidas “tanto en efectivo como en especie” y que se valió de diferentes “mecanismos para tratar de ocultar estas ganancias ilícitas»

La Comisión Rogatoria que el Principado de Mónaco ha cursado a la Audiencia Nacional está todavía en los servicios de traducción para ser entregada al instructor, ya que dicho país ha remitido varias “cajas de documentación” que deberán ser analizadas, según informan fuentes jurídicas. De hecho, el juez pidió esta semana de “forma urgente” al Ministerio de Justicia que procediera a su traducción sin más demora.

Desde que estalló el caso Púnica en octubre de 2014, la justicia española ha librado numerosas comisiones rogatorias a países como Panamá, Costa Rica, Estados Unidos, etc, sin que de momento se hayan logrado localizar los fondos opacos del ex senador del PP. Los investigadores creen que Granados ha sido receptor de comisiones ilegales “tanto en efectivo como en especie” y que se valió de diferentes “mecanismos para tratar de ocultar estas ganancias ilícitas como el uso de mecanismos de compensación para expatriar dinero” o “el uso de terceras personas para titular sus participaciones societarias”.

Por su parte, el ex dirigente popular siempre ha defendido su inocencia y ha dicho a los medios de comunicación con sorna que no multipliquen el dinero que ocultó en el domicilio de sus suegros; el famoso millón que fue hallado en diciembre de 2015 por la UCO en un altillo de la casa de los padres de Nieves Alarcón.

Comentar ()