Varios centenares de personas se han congregado en la Plaza Sant Jaume de Barcelona minutos antes de las 20.00 horas convocados por los CDR’s y Alerta Solidaria para protestar por las detenciones de Guardia Civil y Mossos d’Esquadra contra integrantes de estos grupos independentistas, especialmente la detención de una de las dirigentes del movimiento en el Baix Llobregat (Barcelona), Tamara Carrasco. La Guardia Civil la ha detenido esta mañana dentro de una operación instada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, y la ha trasladado a Madrid dentro de una investigación en la que se le imputan los delitos de rebelión y terrorismo.

Dirigentes de los partidos independentistas, además de ACN y Omnium, han participado en las distintas manifestaciones que se han reproducido en las cuatro capitales catalanas y los municipios en los que ha habido detenciones, especialmente en Viladecans, Solsona y Mataró. En Barcelona los concentrados no han llenado la plaza sant Jaume. Todas las concentraciones han sido tranquilas en su inicio, con discreta presencia policial y la omnipresente pancarta: «jo soc CDR» junto a los gritos de «libertad a los presos políticos» y «Puigdemont, nuestro presidente».

Solo en Mataró, donde se han producido varias detenciones de los Mossos d’Esquadra, se ha producido el corte de la carretera N-II durante unos minutos y la manifestación ha concluido ante los juzgados de la capital del Maresme. En Barcelona, y en ausencia de líderes claros y un manifiesto para dejar claro que no se trata de un movimiento organizado, los gritos han acabado dirigiéndose a los mossos que custodian el Palau de la Generalitat, a los que han increpado recordando que «vuestro conseller está en prisión».

En esta ocasión no se han reproducido los incidentes provocados en el entorno de la Delegación del Gobierno en Cataluña tras la detención de Carles Puigdemont en Alemania o tras la investidura fallida del ex presidente catalán el pasado enero.

En la operación ordenada por la Audiencia Nacional la Guardia Civil no ha podido encontrar a otro de los dirigentes del CDR en Esplugues (Barcelona), implicado también en la organización de las acciones investigadas por la Audiencia Nacional. Paralelamente, los Mossos d’Esquadra han realizado seis detenciones de miembros de los CDR’s implicados en el asalto al Parlament el pasado 31 de enero, tras la fallida investidura de Carles Puigdemont. Los comités lideraron el asalto al Parc de la Ciutadella y los enfrentamientos con los mossos que protegían el recinto, de resultas de los cuales varios agentes resultaron heridos. En este caso están acusados de atentado a la autoridad y desordenes públicos.