El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha suspendido el pleno de investidura, «por el momento de gravedad» derivado de las decisiones del juez Pablo Llarena, que ayer dicto prisión incondicional del candidato a la investidura, Jordi Turull, y otros cuatro dirigentes independentistas. Torrent atendía así a las peticiones del bloque constitucionalista y la advertencia del Gobierno, aunque lo ha hecho en el último momento, cuando se abría la sesión, habiendo informado sólo unos minutos antes a los presidentes de los grupos parlamentarios.

Tras una intervención del presidente del Parlament en la que ha denunciado la supuesta injusticia de las decisiones de Llarena, Torrent ha desestimado las quejas de C’s y PP, que ha abandonado el pleno por considerar que se ha mantenido irregularmente.

Inés Arrimadas ha abierto el turno con una crítica contundente a la posición de los partidos independentistas, a los que ha acusado de despreciar a la mitad de Cataluña no independentista.

«Hay partidos que creían que vivían en un sistema de impunidad e inmunidad», les ha advertido la líder naranja, «su mayor error fue que pensaban que se estaban enfrentando a Rajoy y se estaban enfrentando a la mitad de Cataluña y a una democracia europea consolidada, eso es lo que les ha pasado».

Arrimadas ha lamentado la fractura vivida hoy incluso en el Parlament -«cuánto más vamos a esperar para hablar de lo que nos une, a poder saludarnos por el pasillo» se ha preguntado-. Y ha recriminado a los independentistas su repetida desobediencia ante las actuaciones judiciales: «¿Creen que los ciudadanos se enfrentan a un proceso judicial con la frivolidad con la que lo han hecho ustedes?», se ha preguntado recordando los selfies con interlocutorias en la trituradora de papel.

Iceta habla de decisiones ‘desproporcionadas’

Miquel Iceta, por su parte, ha vuelto a hacer una apelación al diálogo entre los bloques tras afirmar que considera «desproporcionada» la prisión incondicional impuesta a los dirigentes independentistas. Ha insistido, sin embargo, en que «la mayoría independentista tiene derecho a elegir presidente y formar gobierno, pero no olviden que no tienen una mayoría social detrás» que apoye el objetivo de la independencia.

El líder del PSC ha reclamado además que el futuro presidente catalán no tenga cargas judiciales y tendrá la obligación de gobernar «con respeto a la legalidad y contando con el conjunto de la ciudadanía» y ha citado a Felipe González y Urkullu para definir la grave situación actual como un fracaso de la política.

«Vulnerar la ley en un Estado democrático es un error que tiene graves consecuencias pero sobre todo nos aleja de la política, que es nuestra obligación». «Volvamos a la política», ha pedido en este sentido, para recuperar las instituciones catalanas y tener un Govern que responda a la oposición y pueda usar los instrumentos de los que dispone la administración catalana.

ERC señala la libertad de Urdangarin, Bárcenas o el Bigotes para denunciar la injustica de la cárcel para sus líderes

Unas apelaciones de C’s y el PSC que no han encontrado eco en los partidos del bloque independentista. El portavoz de ERC, Sergi Sabrià, ha defendido el proceso y la inocencia de los imputados por el Tribunal Supremo y ha reclamado «que no nos den lecciones de dignidad» cuando Iñaki Urdangarín, Bárcenas, Rato o «el Bigotes» siguen en libertad. «Tenemos a buenas personas en la cárcel o el exilio cuando sus ladrones campan por la calle.

«Nosotros queremos cambiar las cosas y ustedes quieren que todo siga igual, saqueando al Estado al servicio de sus vicios privados», ha insistido Sabrià, que ha advertido a C’s: «La nueva forma de represión se ensaña con el independentismo, pero cuando ya no les sean útiles se girará contra ustedes».

Quim Torra, portavoz de JxCat ha defendido también el proceso independentista como un movimiento surgido de forma espontánea de la ciudadanía y ha advertido que los diputados independentistas del Parlament «estamos aquí por la fuerza de la gente que nos ha impulsado y solo a ellos debemos obediencia».

Reunión con los grupos

Torrent se ha reunido con los presidentes de los grupos parlamentarios para informarles de que no habrá votación, pero ha mantenido la convocatoria del pleno para debatir la situación política creada por las nuevas decisiones del Tribunal Supremo.

C’s y PSC habían respondido ya a la decisión del presidente del Parlament, Roger Torrent, de mantener el pleno de investidura de Jordi Turull convocado para hoy. Ambos partidos han presentado sendas peticiones de suspensión del pleno, que debía sustanciar la votación de la investidura de Turull en segunda vuelta, tras la derrota sufrida el jueves por la abstención de la CUP.

Torrent optó ayer por mantener la convocatoria pese a que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena dictó prisión incondicional para el candidato y los dirigentes independentistas Carme Forcadell, Raül Romeva, Josep Rull y Dolors Bassa, además de Marta Rovira, fugada a Suiza.