Política

Trapero recurre su procesamiento y niega actuar en “connivencia” con Puigdemont y Forn

logo
Trapero recurre su procesamiento y niega actuar en “connivencia” con Puigdemont y Forn
El ex mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, a su salida de la Audiencia Nacional.

El ex mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, a su salida de la Audiencia Nacional. EFE

Resumen:

El ex major de los Mossos Josep Lluís Trapero ha recurrido el auto de procesamiento que este lunes le ha comunicado la titular del Juzgado Central de Instrucción Número 3 de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, por dos delitos de sedición y uno de organización criminal.

En el citado recurso, adelantado por El Independiente, la defensa de Trapero sostiene que el ex major de los Mossos no actuó al dictamen del Govern durante los hechos acaecidos los pasados 20 de septiembre y 1 de octubre sino con una “firme determinación” por cumplir las órdenes de los tribunales de Justicia negando que existiese una actuación coordinada con el expresidente Carles Puigdemont o el ex conseller de Interior Joaquim Forn. “No se atisba en esta intervención del señor Trapero ninguna connivencia maliciosa con los señores Puigdemont y Forn”.

“Se hace difícil sostener la existencia de una pretendida coordinación entre la cúpula política de la Conselleria de Interior y los mandos de la Prefectura de los Mossos d’Esquadra, cuando estos últimos, en un acto sin precedentes, de forma pública, trasladan su discrepancia con los primeros y manifiestan su compromiso con los mandatos que pudieran producirse de los Jueces, Tribunales y el Ministerio Fiscal”, reza el escrito de la abogada Olga Tubau.

Trapero asegura que se desmarcó ante el Govern del 1-O, que se puso a disposición del TSJC y de la Fiscalía

En el citado recurso, Trapero asegura que se desmarcó ante el Govern del 1-O, que se puso a disposición del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y de la Fiscalía para cumplir sus “órdenes” tras la aprobación de la declaración unilateral de independencia (DUI) y que les comunicó que los Mossos seguirían “garantizando la seguridad ciudadana y el orden público en Cataluña”.

El ex major alega que la cúpula de los Mossos trasladó en dos reuniones a Puigdemont, al exvicepresident Oriol Junqueras y a Joaquim Forn, “la preocupación común” del Cuerpo por la seguridad ciudadana si se mantenía la celebración del 1-O, y que se les hizo saber que “no se compartía desde el cuerpo policial el proyecto independentista” y que existía una “firme voluntad y decisión” de respetar los mandatos judiciales.

Igualdad con Policía y Guardia Civil

De la misma manera, Trapero niega que los Mossos actuaran el pasado 1 –O, fecha del referéndum ilegal, de forma desigual a como lo hicieron Policía y Guardia Civil. “Los tres cuerpos policiales actuaron de idéntica forma ante las concretas circunstancias en las que encontraron los centros de votación”, recalca su defensa que añade que “la supuesta actuación de vigilancia sobre las acciones de la Guardia Civil y de la Policia Nacional, no es cierta y en modo alguno ha resultado ni siquiera de forma indiciaria acreditada. La pauta general que se estableció fue simplemente la de informar de la presencia de miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, pauta que por lo demás también fue seguida por esas fuerzas policiales respecto del cuerpo de los Mossos d’Esquadra, sin que ello sea revelador de ninguna conducta irregular, presentándose la misma como absolutamente normal”.

En palabras de su letrada, “resulta esencial” a los efectos de este procedimiento respecto a Josep Lluís Trapero diferenciar ente que “una cosa eran los desiderátums y la voluntad del órgano político y otra la actuación del cuerpo de los Mossos d’Esquadra, cuya cúpula, con el major a su frente, vino siempre presidida por una firme determinación de cumplir con el ordenamiento legal vigente y con las órdenes emanadas del Poder Judicial y de la Fiscalía”.

Por otro lado, en cuanto a la afirmación que Lamela hace en el auto de procesamiento sobre que la actuación de los mandos de los Mossos d’Esquadra los días 20 y 21 de septiembre habría estado coordinada con la cúpula de la Consejería de Interior, su defensa argumenta que “no existe en el sumario ni un solo indicio que permita sostener tal manifestación”.

“De haberse valorado que el major Trapero actuó de forma ilícita los días 20 y 21 de septiembre de 2017, la Fiscalía Superior de Cataluña nunca habría puesto en manos del cuerpo de los Mossos d’Esquadra la responsabilidad de actuaciones tendentes a evitar la celebración del referéndum”, recalca su abogada.