Política

El líder de Ausbanc cumple dos años en prisión y el juez vuelve a rechazar su salida

El líder de Ausbanc, Luis Pineda, en abril de 2016 cuando fue detenido en Madrid.

El líder de Ausbanc, Luis Pineda, el 15 de abril de 2016 cuando fue detenido en Madrid en el marco de la 'operación Nelson'. EFE

Luis Pineda, presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Financieros (Ausbanc), ha cumplido este miércoles dos años en prisión preventiva y no recuperará la libertad a corto plazo. El juez Santiago Pedraz acaba de prorrogar su continuidad en la cárcel al considerar que persiste el riesgo de fuga y de destrucción de pruebas, motivos por los que justificó en su día la adopción de esta medida cautelar de naturaleza personal.

El 18 de abril de 2016, en el marco de la operación Nelson, el titular del Juzgado Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional decretó prisión provisional comunicada y sin fianza para Pineda por la posible comisión de delitos de estafa, extorsión, amenazas, administración desleal, fraude en subvenciones y pertenencia a organización criminal. El instructor también mandó aquel día a la cárcel al secretario general del colectivo de funcionarios Manos Limpias, Miguel Bernad, que recuperó la libertad ocho meses después tras depositar una fianza de 50.000 euros.

Según ha podido conocer El Independiente, Pedraz revisó días atrás la situación del recluso al cumplir dos años en prisión preventiva -la mitad del plazo máximo que prevé la ley- y ha acordado mantener en el centro penitenciario de Estremera al líder de la desmantelada Ausbanc a petición de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

El preso ha intentado en varias ocasiones conseguir su excarcelación, pero ninguno de sus escritos ha prosperado. La Audiencia Nacional sospecha que Pineda se daría a la fuga si recupera la libertad por la elevada pena que ha pedido el Ministerio Público para él y por los contactos internacionales -principalmente en Venezuela y EEUU- que tiene. Su conglomerado empresarial incluía cinco sociedades en el extranjero: Mdusa International Media Group LLC (Florida, EEUU), Mercado de Dinero USA LLC (Florida, EEUU), Mercado de Dinero Colombia Limitada (Bogotá, Colombia), Periódico Mercado de Dinero Venezuela CA (Caracas, Venezuela) y Money Market UK (Reino Unido).

De acuerdo con la investigación llevada a cabo por Pedraz, Pineda lideró durante años una «trama ilícita” que tenía como finalidad desviar a empresas controladas por él mismo el dinero procedente de las subvenciones públicas y los convenios con entidades financieras a cambio de hacerles publicidad positiva en sus publicaciones.

La Audiencia Nacional cree que Luis Pineda podría fugarse por la elevada pena que le pide el fiscal y por los contactos que tiene en EEUU y Venezuela

El instructor sitúa al presidente de Ausbanc en el primer nivel de la estructura presuntamente delictiva: era él quien ejercía la «dirección y control» amparado por la asociación que él creó en 1986. «Es quien se encarga de presionar a las entidades en búsqueda de financiación, la cual enmascara bajo ‘convenios publicitarios’ con Ausbanc a cambio de proporcionar buena publicidad», expuso en el auto en el que dio por terminada la instrucción.

En su escrito de acusación, la Fiscalía pide una pena de 118 años y cuatro meses de prisión para Luis Pineda como autor de delitos de pertenencia a organización criminal, extorsión, estafa, contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales. También solicita la imposición de una multa de 300.000 euros y la prohibición de obtener ayudas públicas y del derecho a gozar de beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social durante un periodo de seis años.

«Noticias desfavorables»

«Luis Pineda, al frente de la organización creada por él mismo, conocedor de la importancia que para las entidades mercantiles en general, y para las bancarias en particular, tiene su imagen reputacional, planeó un sistema para exigir la entrega de cantidades dinerarias importantes bajo las advertencias, explícitas en ocasiones, veladas en otras, de arremeter contra dicho activo reputacional por medio de la publicación de noticias desfavorables, peyorativas o alarmistas respecto a las entidades en cuestión que no se ajustaban exactamente a la realidad o que la distorsionaban de forma deliberada, presionando también en ocasiones con ejercitar acciones judiciales contra dichas entidades», sostiene el fiscal.

En opinión del Ministerio Público, la «única finalidad» de la organización dirigida por Pineda era «el enriquecimiento ilícito de sus miembros bajo la cobertura de una asociación sin interés de lucro y de defensa de los consumidores». Y en ese propósito, añade, contó con la ayuda de Manos Limpias: «Miguel Bernad convirtió el ‘sindicato’ en una organización puesta al servicio de Ausbanc para obtener beneficios económicos mediante el ejercicio de acciones penales contra diversas entidades».

Comentar ()