“Este hombre es una especie de Robin Hood que se enfrenta a los más ricos de entre los ricos -los bancos- para defender los derechos de los pobres consumidores de banca, dejados de la mano de Dios frente al poder omnipotente de los banqueros”. Así presentaba Jesús Quintero a Luis Pineda, presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) y en prisión preventiva desde hace casi dos años, durante la entrevista que le realizó en su programa Ratones coloraos a finales de marzo de 2008. Entonces el popular comunicador onubense dirigía uno de los espacios de más éxito de audiencia en la parrilla televisiva de Canal Sur y Pineda estaba al frente de un entramado empresarial que facturaba cientos de miles de euros, en parte por la presunta extorsión al que sometía a los bancos: o se anunciaban en sus publicaciones o ponía en marcha una campaña pública de desprestigio.

El informe que la administración concursal del ‘entramado Ausbanc’ -formado por Ausbanc España, Ausbanc Empresas, Ausbanc Madrid, Desarrollos Turísticos y Sociales SL, El Club de la Vida Buena Ausventura SL, Producciones Zapallar SL y Estructuras y Servicios Inmobiliarios SL, todas en fase de liquidación– ha entregado al Juzgado Mercantil 7 de Madrid ha permitido conocer que Robin Hood Pineda salió en auxilio del Loco de la colina ante los graves problemas económicos que éste atravesaba durante la crisis: una de sus sociedades terminó concediéndole un préstamo.

Las llamadas interceptadas por los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, en el marco del procedimiento penal dirigido por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, ya habían permitido conocer que Jesús Quintero imploró ayuda al presidente de Ausbanc al verse acuciado por las deudas y asfixiado por su falta de ingresos. “A partir de ahora pago 9.000 euros todos los meses. Yo no tengo dinero, no tengo trabajo, mis hijas no pueden estudiar y me tienen denunciado por lo penal, es como acabar con mi vida”, le dijo el periodista. Lo que no se conocía es que Pineda le otorgó un crédito que no ha sido amortizado.

“Luis, arregla esto ya”

Quintero pretendía que Pineda hablara con el director general de la Fundación Bancaria La Caixa, Jaume Giró, al objeto de que la entidad financiera no le embargara por el impago de los préstamos que le había concedido años antes para la adquisición de varias propiedades en Andalucía. “Me van a ejecutar en Cádiz, me van a ejecutar en Huelva… Por favor, Luis; arregla esto ya. Por favor te lo pido”, le suplicó. “Yo te he hecho unos trabajos, Luis”, le recuerda en otro pasaje de la conversación pinchada por la Policía.

Pineda atendió aquella petición desesperada de su amigo periodista. En un correo electrónico fechado el 18 de junio de 2014, que consta en el sumario del caso Nelson, el líder de Ausbanc escribió: “Jaume, una sociedad de Jesús Quintero en la que yo tendría control -o la persona que yo designe de mi confianza- te solicitaría un patrocinio por importe total de 1.200.000 euros distribuido en 120.000 por programa con oportunidad de que si en el quinto no se cumplen los pronósticos, pueda anularse el patrocinio de los cinco últimos. Con este dinero Jesús vuelve al ruedo, con ilusión, ambición y medios suficientes para tener éxito”. Y añadió: “Yo me encargo de que exista control, organización y método, de manera que el dinero se gaste correctamente y lo que genere e incluso parte del mismo sirva para ir atendiendo obligaciones de pago contraídas por los préstamos con garantía hipotecaria que La Caixa le concedió en su día”.

El presidente de Ausbanc le concedió un préstamo y habló con La Caixa para que le dieran un patrocinio a una empresa de Jesús Quintero

El presidente de la supuesta organización de defensa de los intereses de los clientes de servicios bancarios no sólo medió ante la La Caixa. También le ayudó a través de una de sus empresas. De acuerdo con la documentación a la que ha tenido acceso El Independiente, la sociedad Desarrollos Turísticos y Sociales SL atendió el SOS y otorgó un préstamo a Jesús Quintero. En el momento en que el administrador concursal Eliseo M. Martínez (Account Control & Ius Aequitas) entregó el informe al juzgado el pasado 24 de enero, la deuda viva que el periodista mantenía con esta sociedad concursada ascendía a 13.000 euros.

Esa cantidad figura entre los bienes y derechos de la masa activa que, por importe de 1.167.234,77 euros, se detalla en el inventario de bienes y derechos de la masa activa correspondiente a Desarrollos Turísticos y Sociales SL . El administrador concursal, precisa, va a estudiarlo ahora “con el fin de verificar su recuperabilidad”. No ha trascendido ni la fecha de la concesión del préstamo ni el importe.

Detalle del informe de la administración concursal en el que se consigna el préstamo concedido a Quintero por Desarrollos Turísticos y Sociales SL.

Detalle del informe de la administración concursal en el que se consigna el préstamo concedido a Quintero por Desarrollos Turísticos y Sociales SL.

El resto de los activos de los que era titular Desarrollos Turísticos y Sociales -constituida en febrero de 2010 y que tenía por objeto “las actividades propias de las agencias de viaje del grupo minorista”- en el momento de presentar la solicitud de concurso voluntario se corresponden con diversas fianzas (25.506 euros), deudas de otras empresas del grupo (1.071.151), saldo en cuentas bancarias (52.241) y acciones de Caixabank (2.838 euros).

Los ‘pinchazos’ telefónicos revelaron que el presentador de TV amenazó con ir a hablar con el enemigo de Pineda: el portavoz de Facua

De las llamadas interceptadas por los investigadores policiales se puede deducir que Jesús Quintero llegó a amenazar con denunciar las prácticas de Pineda, meses antes de que el presidente de Ausbanc y el líder del colectivo de funcionarios Manos Limpias (Miguel Bernad) fueran detenidos. Así se evidencia en la reveladora conversación que Luis Pineda mantuvo con su delegado en Sevilla, José Marín (ya fallecido), el 24 de noviembre de 2015:

J.M.: Me dijo primero que iba a ir a Rubén, a hablar con Rubén [Sánchez, portavoz de Facua y con el que Pineda tenía una gran enemistad]. Me dijo que se iba a ir hablar con Carlos Herrera, que era amigo de él y con el de El Mundo.

L.P.: Sí, sí.

J.M.: Pero, fíjate tú, que qué hacíamos o que hacías tú con Antonio Ramírez [ex directivo de Canal Sur] y restaurantes.

L.P.: Acojonante, acojonante. Hombre, es un mierda, es un mierda. Entonces, hay que tener una reunión con testigos y decirle: ‘Pero vamos a ver. ¿A ti quién te ha dicho que yo tengo que pagar tus deudas? Explícamelo. ¿Quién te ha dicho a ti que yo tengo que pagarlas? ¿Por qué? A cuento de qué. Si el que me debe dinero eres tú, ¿no?’.

Luis Pineda se encuentra en prisión preventiva desde mediados de abril de 2016 acusado de la comisión de los delitos de amenazas, extorsión, estafa, administración desleal, fraude en subvenciones y organización criminal. Tras dar por cerrada la investigación el titular del Juzgado Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional, el fiscal ha pedido para el líder de Ausbanc una pena de 119 años de prisión.