El presidente del PPC y exalcalde de Badalona, Xavier García Albiol, ha denunciado un «escrache» por parte de decenas de independentistas al grito de «fascista» que lo han abucheado en la plaza de la Vila de Badalona (Barcelona), cuando se disponía a repartir rosas por el centro de la ciudad.

Después de acudir esta mañana a la carpa del PPC en la Rambla Catalunya de Barcelona, por la tarde García Albiol se ha dirigido a Badalona para pasear por la ciudad como cada Diada de Sant Jordi, con la idea de acudir después al acto organizado por Societat Civil Catalana en Barcelona, aunque finalmente ha tenido que desistir, informa Efe.

García Albiol ha colgado diversos vídeos en su perfil de Facebook en los que denuncia estar rodeado de «un grupo de extremistas» que lo increpan y dificultan su paso por la plaza.

«Yo he venido a repartir mis rosas, como cada año, y aquí estaré hasta que no reparta las rosas, y serán las once o las doce de la noche, me es igual. Tengo toda la paciencia del mundo», ha asegurado el exalcalde de Badalona en uno de los vídeos, con media docena de rosas en la mano y acompañado de varios agentes de los Mossos d’Esquadra que vigilan la escena.

A su alrededor, decenas de personas silban y abuchean a García Albiol, con gritos de «fuera», «fascista», «independencia», coreando lemas como «Eres una vergüenza para Badalona» y exhibiendo pancartas con el eslogan «Libertad presos políticos», sin forcejeos.

«Estos radicales no van a conseguir que yo me vaya de mi ciudad. Pueden silbar o lo que quieran, que yo no me voy a mover de aquí», advierte García Albiol, que recuerda que él «ganó» las últimas elecciones municipales en Badalona.

Fuentes del PPC explicaron que debido a este «escrache» García Albiol no pudo estar en la Casa Llotja de Mar de Barcelona, donde Societat Civil Catalana celebra un acto con la presencia del ex primer ministro francés Manuel Valls.

A las 20.45 horas, García Albiol ha colgado un mensaje en Twitter haciéndose eco de la situación: «Llevo tres horas aquí y por mucho que me chillen o me insulten no me van a mover. Voy a celebrar Sant Jordi en Badalona le pese a quien le pese».