JxCat «no renuncia a la investidura de Puigdemont». Así lo ha advertido el portavoz del partido en el Parlament, Eduard Pujol, tras conocer la admisión a trámite del recurso del Gobierno al Tribunal Constitucional sobre la investidura, y el dictamen del Consejo de Garantías Estatutarias (CGE), que cuestiona la reforma legal ideada por JxCat para avalar la investidura telemática de su líder. «No se puede renunciar a lo que es legítimo» ha advertido Pujol, quien ha acusado al TC de actuar «por condicionantes políticos» y ha respondido al CGE que «la mayoría del país quiere a Puigdemont como president y la mejor garantía estatutaria es respetar la voluntad de las urnas».

La resolución del Constitucional «es una prueba más de la falta de separación de poderes, la demostración de la instrumentalización del TC, tozudamente decidido a violentar la voluntad democráticamente expresada en las urnas» ha criticado Pujol, quien se ha mostrado convencido de esta actuación responde a que el Estado «tiene miedo». El portavoz independentista ha asegurado que «el Estado actúa de forma errática desde el 21D, tienen miedo a la investidura de Puigdemont y por eso lanzan a la papelera la opinión del Consejo de Estado».

El Estado actúa de forma errática desde el 21D, tienen miedo a la investidura de Puigdemont», asegura Pujol

Pujol ha sido igualmente contundente contra el Consejo de Garantías, la que ha acusado de emitir un «dictamen político» sobre la reforma de la Ley de Presidencia. «Estamos convencidos de que la reforma es correcta y forma parte de las competencias propias del Parlament» ha señalado, para concluir que los argumentos del Consell «no tienen sentido» y recordar que se trata de un dictamen «que no es vinculante».

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha convocado este jueves pleno para el 3 y 4 de mayo con un orden del día que incluye la modificación de la ley de presidencia, propuesta por JxCat para tratar de investir a distancia a Carles Puigdemont.

Este pleno ya se había acordado en la Mesa y la Junta de Portavoces el pasado martes, pero aún no se había convocado a la espera de que llegara el dictámen del Consejo de Garantías Estatutarias sobre la ley de presidencia, para poder incluir el texto en el orden del día.

Ese dictámen se ha producido hoy y el órgano consultivo ha decidido no avalar la reforma que permitiría la investidura a distancia de Puigdemont, puesto que el cambio contraviene a la Constitución Española y al propio Estatuto de Autonomía de Cataluña.

Pese a que los informes del Consejo de Garantías Estatutarias no son vinculantes para el Parlament, el órgano advierte de que la reforma no puede ser tramitada por la vía exprés de lectura única, como acordó la Mesa del Parlament a instancias de la mayoría independentista para intentar una investidura antes del 22 de mayo, fecha límite antes de la convocatoria automática de elecciones, una vez transcurridos dos meses del intento fallido de investidura del exconsejero de Presidencia, Jordi Turull.