El pleno de la Sala de lo Penal, por nuevo votos a ocho, ha impedido que el magistrado Juan Pablo Gonzalez juzgue la ‘caja B’ del PP y el resto de piezas del caso Gürtel. Así lo han decidido, según fuentes consultadas por El Independiente, por su proximidad al Partido Popular, ya que González cobró por impartir cursos en FAES y ha sido vocal del CGPJ por propuesta del PP.

También fue favorecido con distintos destinos durante esta legislatura, tal y como informa La Ser, y le puso un sueldo de 3.500 euros a un ex presidente del PP imputado considerando que «con menos no se podía vivir».

No es la primera vez que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional se pronuncia a favor de apartar a un juez de casos de corrupción relacionados con el Partido Popular. Ya lo hizo con los magistrados Concepción Espejel y Enrique López en relación al juicio a la primera época de la Gürtel y también al de los papeles de Bárcenas.

Esta vez la decisión ha salido adelante por 9 votos a 8 y sin la presencia de los propios López y Espejel, esta última, presidenta de la Sala de lo Penal, según han informado fuentes de la Audiencia Nacional.

Otros dos jueces, Julio de Diego -miembro del tribunal del juicio a la primera época de la Gürtel, pendiente de sentencia- y Ramón Sáez, han planteado la posibilidad de abstenerse en la votación, si bien el pleno lo ha rechazado por unanimidad.

Tras esta ajustada votación, González dejará de integrar el tribunal del juicio por la supuesta caja b del PP, reflejada en los papeles de Bárcenas, y el de varias piezas de Gürtel: la visita del papa Benedicto XVI a Valencia, el Ayuntamiento de Jerez y AENA. Todos ellos están aún pendientes de señalar.