El Gobierno vasco asegura desconocer aún, a menos de un día de que ETA pueda hacer público su comunicado de disolución, los términos de la misma, «no sabemos en qué términos se va a producir», ha reconocido hoy su portavoz. El Ejecutivo de Iñigo Urkullu se ha reiterado hoy en que ésta deberá ser «unilateral, efectiva y definitiva» y dejar constancia de modo claro e indubitado de que desaparece. El portavoz del Gobierno, Josu Erkoreka ha asegurado que el lehendakari está en contacto «fluido» con los agentes internacionales que están impulsando el proceso de final de la banda terrorista, si bien ha apuntado que no han recibido ningún tipo de «garantía» sobre los términos del comunicado.

Erkoreka ha informado de que esta misma semana Urkullu ha remitido una carta a los agentes de carácter internacional que están participando en la escenificación del final de ETA. Así, ha enviado una carta a Grupo Internacional de Contacto, a la Comisión Internacional de Verificación, a la Fundación Henri Dunant y al grupo Intermediate en agradecimiento al papel  que están jugando en el proceso. El pasado 27 de septiembre ya hizo llegar a estos mismos representantes otra misiva en la que les recordaba cuáles serían los términos que debería reunir la disolución de la organización terrorista para contar con el respaldo del Gobierno de Euskadi.

Ha reiterado que en el comunicado que se espera para mañana ETA debería disolverse «de modo unilateral, sin esperar ninguna contrapartida». También que lo debe hacer de modo efectivo y sin consideraciones «eufemísticas ni ambiguas», y mostrar una decisión «clara e inequívoca» de disolverse: «No valen buenas palabras», ha señalado. Para el Ejecutivo vasco el final de ETA debe quedar claro de que no podrá ser «reversible».

Tras el comunicado que se espera para mañana, el viernes se celebrará un acto en la localidad vascofrancesa de Cambo al que se espera que asistan algunos representantes de los citados organismos internacionales. A él no acudirá ningún representante del Ejecutivo vasco ni del navarro, sí en cambio del PNV, cuyo presidente, Andoni Ortuzar ya ha avanzado que estará. También lo harán representantes de EH Bildu y de algunos sindicatos nacionalistas. El PSE y el PP no participan.

Erkoreka ha reconocido que están en contacto con el Gobierno de Navarra ante la posibilidad de que ambos ejecutivos hagan una valoración conjunta al comunicado de ETA. Ha señalado que la decisión no está tomada y que ésta dependerá en gran medida de los términos en los que ETA formalice su final. Sí ha recordado que hasta el momento han sido numerosos los posicionamientos conjuntos entre Urkullu y Barkos y en especial en lo relacionado al final de ETA y al futuro en convivencia que se debe construir tanto en la sociedad vasca como la navarra.