La ONU se ha unido al coro de voces que claman contra la sentencia emitida el pasado 26 de abril por la Audiencia de Navarra contra los cinco acusados del caso popularmente conocido como «La Manada».

La coordinadora ejecutiva y portavoz de Naciones Unidas sobre acoso sexual, Purna Sen, ha tachado de «leve» la condena a nueve años por un delito de abuso sexual que los jueces dictaron contra los acusados, ya que, denuncia, «subestima la gravedad de la violación y socava claras obligaciones para defender los derechos de las mujeres».

Esta crítica forma parte de un escrito en el que Sen pone sobre el tapete la gravedad del acoso sexual a nivel global, que han puesto de relieve movimientos como #MeToo en Estados Unidos y otros fenómenos similares en países como Corea del Sur, Japón, España o Suecia. En su repaso a la situación, la responsable de la materia en la organización internacional hace una breve mención al caso de «La Manada», tomando como referencia un artículo sobre la sentencia publicada por el portal online de la BBC.

En opinión de Sen, «el acoso sexual es una dimensión de las más amplias experiencias de violencia contra las mujeres, por lo que los perpetradores deben rendir cuentas por completo. La impunidad por las violaciones de los derechos humanos extiende la cultura de la violación, culpa y juzga a las víctimas por los daños que se les han causado, y no se puede permitir que continúe, incluso en los sistemas de justicia penal».

Los comentarios de Sen se enmarcan en un contexto de progresiva internacionalización de la controversia que ha generado en España la sentencia de este caso, en la que los jueces determinaron que había quedado probado la culpabilidad de los acusados por un delito de abuso sexual, pero no de agresión sexual, que habría implicado unas penas más elevadas.

Además de la ONU, este miércoles el Parlamento Europeo se ha sumado a la polémica, abriendo un debate sobre el concepto de violación. La propuesta de Podemos, que ha contado con el respaldo de 188 eurodiputados -136 en contra y 20 abstenciones-, buscaba que el debate se centrara en si las autoridades judiciales en España aplicaron correctamente la legislación internacional, en concreto el Convenio de Estambul sobre prevención y lucha contra la violencia de género, en el caso de la joven de Pamplona.

Al respecto, la comisaria europea de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Vera Jourová, ha asegurado que confía en que la Justicia española pueda resolver de manera «rápida y justa» el caso de ‘La Manada’, aunque a la vez entiende que «es un caso que se va a recurrir» y por tanto no puede comentar sobre este proceso judicial.

Para Jourová «ha de quedar claro» que existe «tolerancia cero hacia este tipo de casos», y para ello el buen funcionamiento de la justicia es «importantísimo», por lo que espera que haya «una sentencia justa», ha dicho.

Mientras tanto, en España, colectivos feministas han protagonizado este miércoles una concentración en la Puerta del Sol de Madrid, donde se celebraban los actos conmemorativos del Dos de Mayo. Cientos de mujeres, convocadas por el Movimiento Feminista de Madrid, han abucheado a las autoridades asistentes al desfile militar que se celebraba en Sol, en protesta por la sentencia del juicio a La Manada que condena a los cinco agresores de una joven por abuso sexual y no agresión.