Elsa Artadi ha subido hoy muchos puntos en la carrera por la presidencia de la Generalitat. La líder de JxCat en el Parlament y persona de la máxima confianza de Carles Puigdemont ha sido señalada como candidata a la presidencia de la Generalitat por Jordi Sánchez, número dos de la lista de JxCat, ex presidente de la ANC y una de las voces más autorizadas del independentismo. «Elsa Artadi es una mujer muy capacitada y le auguro un largo recorrido político, sea o no ahora aspirante a la presidencia. Ella sabe que tiene todo mi apoyo», ha afirmado en una entrevista por escrito a la agencia catalana ACN.

Y el líder in pectore de ERC, Pere Aragonés, ha avalado esta opción en declaraciones a Catalunya Ràdio. Aragonés, adjunto a la presidencia de ERC y máximo responsable de las negociaciones con JxCat para la formación de gobierno, ha señalado que es al partido de Puigdemont al que corresponde proponer un candidato, pero ha advertido a renglón seguido que «si la propuesta es Elsa Artadi no habrá ningún problema, hay buena relación, es una persona con una gran capacidad de trabajo y con muchas cualidades».

La decisión debería tomarse, según todos los indicios, en la reunión del grupo parlamentario de JxCat que Carles Puigdemont ha convocado para el próximo sábado en Berlín. Un encuentro que llegará después de que el Pleno del Parlament haya debatido la reforma de la Ley de Presidencia con la que Puigdemont esperaba abrir una nueva puerta a su investidura, puerta cerrada la semana pasada por el Tribunal Constitucional al admitir a trámite el recurso del Gobierno contra la investidura del ex president, huido de la justicia española.

Investidura la próxima semana

En este contexto, Aragonés ha asegurado que la investidura podría producirse a lo largo de la próxima semana, si JxCat cierra un acuerdo este sábado sobre el candidato. Un acuerdo en el que deben confluir la voluntad de Puigdemont y de la dirección del PDCat, cuya portavoz, Maria Sensarrich ha recordado este fin de semana que el partido debe tener voz y voto en la elección del candidato.

La dirección del PDCat recela de la investidura de Artadi, enfrentada personalmente con Marta Pascal, que rompió el carné del partido para sumarse como independiente a la candidatura de JxCat y fue parte activa en la negociacion de una lista en la que la formación heredera de CDC cedió demasiado, según reconocen ahora sus dirigentes. Desde el PDCat estarían más cómodos con la investidura de un diputado que forma parte del partido, como Marc Solsona.

Unos y otros han presionado, en todo caso, porque la reunión sirva para proponer un candidato y desestimar la repetición de elecciones, que oficialmente sólo defiende la ANC a través de su nueva presidenta, Elisenda Paluzie. Sánchez, por contra, ha advertido desde Soto del Real que «unas nuevas elecciones no nos aportarán nada de lo que ahora no dispongamos ni podamos hacer» y a ha reclamado a la CUP que «salga de su zona de confort» y arriesgue «por la república». Sánchez, que debe renunciar a su candidatura a la investidura, aún vigente, para ceder el paso a Artadi, ha dejado claro que no piensa dejar el acta de diputado.