La mayoría independentista formada por JxCat, ERC y la CUP ha hecho saltar del orden del dia del Pleno la creación de una comisión de investigación sobre los espionajes de los Mossos d’Esquadra a políticos, medios de comunicación y líderes civiles en Cataluña. Lo ha hecho diez minutos antes del inicio del pleno, en una reunión de la Junta de Portavoces alegando que no eran conscientes de que esta propuesta debía aprobarse hoy.

Las investigaciones judiciales sobre los prepartivos del 1-O condujeron a la inauctación de una furgoneta de Mossos que iba a destruir documentanción, entre la que se hallaron pruebas de seguimientos y espionajes a dirigentes de todos los grupos no independentistas y a líderes de la CUP, a medios de comunicación y a líderes de entidades como Sociedad Civil Catalana. Estos son lo hechos que proponía investigar la comisión propuesta por C’s, PSC, Comunes y el PP, que ha excluida del orden del día diez minutos antes del inicio del pleno.

En la reunión de la Junta, los portavoces de JxCat y ERC han rechazado esta comisión con argumentos como que «no sabían que esta propuesta se sustanciaría hoy» o que «se había pactado una sola propuesta de resolución por grupo» -aunque los tres grupos independentistas comparten propuesta en defensa de los CDR’s-. Unos argumentos que han provocado la indignación de Ciudadanos, socialistas, comunes y populares.

C’s ve un «peligrosísimo predendente», los Comunes lo tachan de «cutre» y el PSC lamenta el bloqueo en el Día Internacional de la Libertad de Prensa

«Es especialmente lamentable que el Día Internacional de la Libertad de Prensa este parlamento retire una comisión de investigación sobre el espionaje a periodistas» ha lamentado la socialista Assumpta Escarp, que denostado los argumentos independentistas para impedir la comisión.

La portavoz de CatEC-Podem, Elisenda Alamany, ha sido más dura al tachar de «cutre» la actitud de la mayoría independentista. «A quién le da miedo la transparencia y que este parlamento tenga paredes de cristal» se ha preguntado Alamany.

Carlos Carrizosa (C’s) ha tachado de «peligrosísismo precedente que la mayoría del Parlament pueda eliminar los puntos que le incomodan por motivos políticos, el Parlament necesita hablar de lo que molesta a la mayoría, como el espionaje a políticos y periodistas».

Unas críticas que ha compartido el popular Alejandro Fernández, quien ha advertido a los independentistas de que «toda su presunción de democracia se la han pasado por los respectivos» al impedir la comisión de investigación sobre el espionaje.

Ley de Presidencia

La mayoría independentista en la Junta se ha impuesto también para mantener en el orden del día del Pleno la reforma de la Ley de Presidencia para permitir la investidura telemática. C’s reclamó la revisión de esta propuesta tras el dictamen del Consejo de Garantías Estatutarias en el que se cuestiona tanto el contenido de la ley como la vía escogida para aprobarla, por lectura única.

Pero los partidos independentistas han mantenido la propuesta, que se debatirá y presumiblemente aprobará mañana. Una ley hecha a medida para permitir la investidura telemática de Carles Puigdemont que no se va a producir, puesto que el Tribunal Constitucional ya ha dictad cautelares para impedirlo y es más que probable el recurso de inconstitucionalidad del Gobierno y los partidos de la oposición en cuanto la reforma se publique en el DOGC, en base al dictamen del Consejo.