Varias decenas de funcionarios de prisiones inician concentraciones desde lunes a las puertas de las cárceles para protestar por las desigualdades salariales que tienen los trabajadores según en qué cárcel estén destinados y a pesar de desarrollar las mismas funciones que otros compañeros.

Convocados por los sindicatos CCOO, ACAIP y UGT, los funcionarios de prisiones llevarán a cabo hasta el 25 de mayo un calendario de movilizaciones en coincidencia con el debate de los presupuestos generales, con la finalidad de solicitar que se incluya una partida de unos 128 millones de euros para acabar con la brecha salarial.

Según han informado las organizaciones convocantes, las protestas se han desarrollado a las puertas de los centros penitenciarios Sevilla I, Albacete y Daroca (Zaragoza). Los sindicatos han denunciado que efectivos de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil hayan cargado contra los funcionarios que se encontraban concentrados de forma pacífica a las puertas de la cárcel aragonesa «de manera pacífica» y «sin que mediara fuerza o provocación alguna».

Agentes de la Guardia Civil desalojan a los funcionarios concentrados en Daroca.

Agentes de la Guardia Civil desalojan a los funcionarios concentrados en Daroca.

Según han informado los sindicatos en un comunicado estas diferencias retributivas llegan hasta los 700 euros mensuales en algunos casos para una misma categoría y trabajo y solo en función de la cárcel en la que estén destinados.

Las organizaciones consideran que el esquema de salarios actual del colectivo penitenciario no es coherente con una política salarial que prima la experiencia profesional y la progresión de la carrera por lo que ven urgente adaptarla al marco legal con la «homologación» de los complementos específicos.

16.000 firmas

A esta demanda, apoyada con más de 16.000 firmas que se registraron en el Congreso y Senado el pasado 26 de abril, los sindicatos suman la necesidad de convocar una oferta pública de empleo para cubrir las casi 3.400 plazas vacantes y solucionar el problema del envejecimiento de la plantilla.

Las protestas continuarán en los próximos días en otra decena de prisiones como las de Las Palmas, Huelva, Alcalá, Estremera (Madrid), A Lama (Pontevedra), Valladolid, Murcia, Córdoba, Burgos y Palma de Mallorca.