El instructor de la causa por el procés independentista en el Tribunal Supremo, Pablo Llarena, ha ordenado la práctica de diversas diligencias dirigidas a aclarar el asedio que sufrió el pasado 20 de septiembre la sede de la Consejería de Economía de Cataluña durante un registro ordenado por el juez que investiga la organización del 1-O. Entre ellas, la citación de la secretaria judicial presente en las actuaciones, que tuvo que salir del edificio por el tejado a primera hora de la madrugada y camuflada entre el público de un teatro cercano, y lo grabado por las cámaras de seguridad.

En una providencia con fecha del pasado lunes, se cita a esta funcionaria, Montserrat del Toro, en calidad de testigo para el próximo 16 de mayo, informa Europa Press.

Para un día después el magistrado cita a otros tres testigos solicitados por la defensa del presidente de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart -procesado por rebelión y en prisión preventiva-, así como copia de la grabación de la cámara de seguridad del vestíbulo de la Consejería entre las 7.30 horas del 20 de septiembre y la 1 de la madrugada del día 21.

Igualmente, Llarena solicita identificación de los agentes de los Mossos d’Esquadra que acudieron a Economía y a las inmediaciones para atender las peticiones realizadas por la Guardia Civil, que acompañaba a la comisión judicial; así como certificación de las diligencias de entrada y registro practicadas ese día por orden del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona en diversos inmuebles de Barcelona.

Entre las diligencias acordadas por el juez también se incluye la petición a Telefónica de información sobre el cliente de un número de router (IP estática) concreto entre enero y mayo de 2017 y a la entidad DCmon sobre las acciones realizadas por determinados usuarios de los dominios pacteperelreferendum.cat, referéndum.catalunya.cat y catalanreferendum durante el mismo periodo.