El nuevo presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, comienza este martes su mandato con la toma de posesión de los nuevos consejeros, a los que nombró hace solo un día. El sustituto de Cristina Cifuentes tras su dimisión ha comenzado su gobierno con una entrevista en RNE en la que ha defendido a capa y espada a su «amiga» y antecesora, a la que dice seguir creyendo pese a que la polémica del máster ha llegado a la justicia: «Creo que hizo el máster. La creo y la he creído siempre», ha señalado rotundo.

Tras su dimisión, el presidente regional ha admitido que sigue manteniendo contacto con ella y, pese a que no han podido verse dada la apretada agenda de Garrido, han hablado por vía telefónica aunque no ha querido dar más detalles al respecto. «Ha dejado la vida política por completo, así que son conversaciones privadas», se ha limitado a decir. En este sentido, ha reconocido que entre los dos mantienen una relación de amistad y ha ido más allá: «Cristina es la mejor amiga que se puede tener», ha señalado.

Por este motivo ha salido en defensa de su amiga también con respecto a la filtración del vídeo del hurto de las cremas. Garrido niega saber el origen de esa filtración pero ni mucho menos se trata, a su juicio, de «fuego amigo», sino más bien de «fuego enemigo» que duda tenga su origen en el Partido Popular. No obstante, sea quien sea el responsable, se trata de una «mala persona», en palabras del presidente regional.

Haciendo repaso de las últimas encuestas, en las que el PP llega a caer hasta la tercera fuerza en la Comunidad de Madrid por la fuga de votos a Ciudadanos, Garrido se ha mostrado optimista. Confía en que en el año que queda de legislatura los madrileños valoren las políticas que se han llevado a cabo desde el Ejecutivo de Cifuentes, como la reducción de las tasas universitarias o la ampliación del abono joven en el transporte público. Considera que las políticas también hay que valorarlas más allá de las polémicas surgidas y el PP recuperará a los votantes que aparentemente ha perdido, según las encuestas.

Apoyo a Pablo Casado

Garrido también ha apoyado una candidatura del vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, «un político extraordinario y un buen candidato para casi cualquier cosa, tanto para la Comunidad como para el Ayuntamiento de la capital». Ha defendido que «el incidente» sobre la formación de Casado es «importante» pero no le deja «en absoluto tocado ni inhabilitado para cualquier opciones».

En este punto, el dirigente autonómico ha hecho una reflexión sobre «hasta que punto se está llegando en el análisis de los políticos». «Me parece bien juzgar a Pablo Casado por como trabaja políticamente pero estamos entrando en un escrutinio público de lo privado que creo, honestamente, que es un error», ha apostillado.

En cuanto a si él piensa en postularse como candidato, Garrido ha asegurado que no está «absolutamente en nada de eso», puesto que está centrado «en trabajar y culminar muchos proyectos». «Como no depende de mí digo una frase tópica: estoy siempre ha disposición del partido para estar o no estar», ha dicho, para a continuación incidir en que es una decisión que corresponde a la dirección nacional del PP.

El presidente regional ha apostado por no adelantar los nombramientos para las elecciones de 2019 porque aboga por «dar los pasos cuando hay que darlos, con calma y con tranquilidad».