El PSOE ha convocado este viernes una reunión extraordinaria de su Ejecutiva Federal para analizar la situación política tras la sentencia del caso Gürtel, que ha convertido al PP en el primer partido político condenado por corrupción en España. La reunión se ha convocado para las 11.00 horas.

Podemos, nada más conocer la sentencia, ha asegurado que la noticia justifica la reactivación de una moción de censura, a la que ha invitado a Sánchez a liderar. Ciudadanos, por su parte, ha manifestado a través de Albert Rivera que la noticia conocida este jueves «lo cambia todo» en su relación con el partido del Gobierno.

La primera dirigente territorial socialista en pedir abiertamente una moción de censura ha sido la secretaria general del Partido Socialista de Navarra, María Chivite. A través de su cuenta en Twitter, ha anunciado que le había transmitido a Sánchez que considera «inasumible que en un sistema democrático tener al frente del gobierno a un partido condenado por corrupción» «Necesitamos represtigiar las instituciones, fortalecer la democracia. #Mociondecensura», ha escrito en su mensaje en la red social.

Desde otras federaciones socialistas creen que la sentencia de la Gürtel obliga al menos a «valorar como una posibilidad cierta» la presentación de una moción de censura, si bien señalan como línea roja que no se debería traspasar el que su aprobación dependiera de los votos de los partidos independentistas.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, siempre se ha negado a presentar una moción de censura que dependiera del apoyo de los independentistas, aunque tampoco llegó a cerrar la puerta de manera rotunda a hacer uso de esta herramienta democrática en caso de que las circunstancias así lo requiriesen.